Las mujeres en España tienen sueldos más bajos que los hombres en cualquier circunstancia o característica personal, laboral, geográfica o empresarial “solo por razón de su sexo”, una brecha salarial que aumenta con la responsabilidad, el nivel jerárquico del puesto de trabajo y la edad.

Así se desprende del estudio “Determinantes de la brecha salarial de género en España”, elaborado por el Consejo Superior de Cámaras, con la colaboración del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y presentado el jueves.

El estudio analiza la brecha salarial medida por la ganancia media por hora o salario base y, como novedad con respecto a otros análisis anteriores, también observa la diferencia asociada a la retribución por rendimiento, que incluye pagos extraordinarios y complementos salariales, que responden a conceptos retributivos más variables.

En el primer caso, la diferencia salarial es casi de un 20% superior en los hombres con respecto a las mujeres. Si se analiza el concepto de ganancia media por rendimiento, esa discrepancia llega al 37%.

Y en ambas circunstancias, entre un 10% y un 15% de las diferencias salariales, no se pueden explicar por condicionantes objetivos.

Se deben solo al hecho de ser mujer, es decir, se producen por “pura discriminación”, lo que “sería necesario corregir”, añadió.

De Lucio destacó que “las mayores diferencias salariales se concentran en puestos de elevada cualificación, de mayor formación, licenciados, responsables de departamento y directivos de empresa”, según lo que se probó en el estudio.