Dos hombres identificados por la Fiscalía General de la República (FGR) como miembros de pandillas fueron condenados a purgar una pena de 30 años de cárcel por el Tribunal Especializado de Sentencia de Santa Ana.

Ambos eran procesados por el homicidio de un hombre, ocurrido en agosto de 2010 en el cantón Los Amates del municipio de San Sebastián Salitrillo, Santa Ana, delito por el que fueron encontrados culpables por el tribunal Especializado. Los condenados son William Edenilson Barrera Peña y Miguel Antonio Salazar.

De acuerdo con la información, Ismael Antonio Medina fue atacado por cinco hombres, entre ellos los imputados, en una calle de este cantón.

La víctima junto a otro hombre estaba ebrio y al encontrarse con el grupo de pandilleros, según testigos, Barrera se le acercó a Medina y lo empujó hacia la orilla de la calle. Del empujón, la víctima se cayó, el resto de pandilleros comenzó a atacarlo con armas blancas y le provocó varias lesiones que derivaron en su muerte.

El juzgado también le impuso a los condenados el pago de $3,000 a cada uno en concepto de acción civil por la muerte.