Foto por

1 de 3
  • De cerca. Cuatro aficionados trabajaron el miércoles pasado con la selección de fútbol playa que se prepara para el mundial Tahití 2013.

Los aficionados Juan Pablo Aparicio, Érick Ruiz, Marcos César Chamagua y Manuel Escobar vivieron el pasado martes y miércoles una experiencia sin igual, luego de completar una jornada de trabajo con la Azul playera, que afina detalles para su participación en el mundial de Tahití 2013 en septiembre próximo.

Los cuatro fueron escogidos por el entrenador del combinado nacional, Rudis Gallo, el sábado pasado, como parte de la actividad denominada “Train with Me”, de la marca Powerade, que tuvo como objetivo celebrar la cuarta copa del mundo consecutiva.

Para los cuatro seguidores su jornada como seleccionados de fútbol playa comenzó el martes por la noche, cuando compartieron la cena con el plantel y el miércoles fueron parte del entreno matutino, que inició a las 6 de la mañana, así como del vespertino.

“Estoy muy contento, satisfecho. Es una extraordinaria experiencia y una extraordinaria selección. No creo que nosotros (aficionados) podamos llegar al nivel de ellos. Uno se siente agotado y siente que las fuerzas ya no dan”, expresó Juan Pablo Aparicio, luego de completar su jornada como miembro de la Azul playera.

Uno de los puntos de mayor insistencia de los cuatro hinchas fue la humildad y la unión que muestra el grupo durante las prácticas, aspectos que según dijeron, se evidencia durante los partidos.

“Cuando tienen que bromear lo hacen y dan una confianza muy grande desde el inicio. Nos hicieron sentir muy bien”, aseguró Erick Ruiz.

Por su parte, el seleccionador Rudis Gallo agradeció la visita de los seguidores y la forma en la que se incorporaron al trabajo: “Nosotros nos debemos a la afición y el poder tener la oportunidad de compartir con ellos de una forma diferente y más cercana nos llena de alegría”.