Destrucción. Horas después del incendio, familiares y amigos de las víctimas desalojaban algunos electrodomésticos que fueron dañados por el fuego. Algunos consideraron que un 80% de la vivienda resultó con daños considerables.

Una persona fallecida y dos lesionadas provocó un incendio registrado ayer en horas de la mañana en una vivienda de Ahuachapán, informó el Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con el reporte, el siniestro se desató a las 5 de la mañana en el interior de la casa número 8 del pasaje 22, en el polígono G de la colonia IVU de la cabecera.

En el lugar falleció María Olimpia Gálvez Zaldaña, de 69 años; mientras que Ana Mirella Gálvez, de 59, y Fabiola Mila Gálvez, de 22, la primera sufrió una crisis nerviosa y la segunda, quemaduras de consideración.

Ambas fueron trasladadas por particulares hacia el Hospital Nacional Francisco Menéndez de la ciudad de Ahuachapán.

Los médicos que le atendieron informaron que la joven presentaba quemaduras de diferentes grados en el brazo izquierdo, la espalda y el rostro y que luego de algunos minutos de su llegada fue trasladada hacia un hospital privado, mientras que Mirella Gálvez por la crisis nerviosa permanecía en la sala de emergencias.

Vecinos del lugar explicaron que Olimpia Gálvez Zaldaña tenía pocos días de haber regresado al país, procedente de Estados Unidos, con el fin de convivir la temporada navideña con su hermana y su sobrina.

Los primeros indicios recabados por los bomberos señalan que la sobrecarga en una extensión eléctrica provocó el incendio.

El reporte detalla que en un mismo lugar se encontraban conectados diferentes electrodomésticos, entre estos un equipo completo de computación y una lámpara de piso que contenía al menos tres focos.

Una de las lesionadas dijo que Gálvez Zaldaña dormía en una habitación frente a la sala, donde se encontraban las referidas conexiones eléctricas, lugar donde se originó el incendio.

Aparentemente la mujer intentó escapar, pero por lo denso del humo perdió el sentido de ubicación, se asfixió y falleció en el lugar.

Mientras que la joven logró escapar de las llamas atravesando la sala, pero en su trayectoria resultó con quemaduras de primero y segundo grado.

La tercera víctima fue rescatada en el patio trasero de la casa donde huyó para refugiarse de las llamas. Para ello, los bomberos tuvieron que ingresar a través de una vivienda vecina.

Algunos de los residentes de la zona lamentaron la tardanza en la llegada de los bomberos. Dijeron que llegaron media hora después de iniciado el fuego, pese a que la estación central se encuentra a aproximadamente 500 metros de la casa incendiada.

Los bomberos justificaron que fueron notificados de la emergencia a las 5:30 de la mañana y que pocos minutos después se encontraban sofocando el incendio.

Asimismo, lugareños lamentaron el desinteresado accionar de los agentes del puesto de la Policía Nacional Civil que se encuentra a 200 metros del lugar.

Señalan que algunos de los policías que llegaron a la zona se limitaron a quedarse en el parqueo frente al pasaje mientras llegaban los bomberos.