Custodiado. Uno de los jóvenes que atacaron ayer a un agente de seguridad privada es trasladado lesionado a un hospital por agentes de la PNC.

Policía
La encuesta de la CID-Gallup también midió el grado de desconfianza de los centroamericanos hacia sus policías. En el caso salvadoreño fue del 69%.
Un agente de seguridad privada que custodiaba un vehículo repartidor de huevos se enfrentó ayer a tiros con un grupo de pandilleros en la calle principal de la colonia Betel, en el municipio de Mejicanos, al norte del departamento de San Salvador, según informó la Policía Nacional Civil (PNC).

El altercado, que según vecinos ocurrió a las 6:50 de la mañana, dejó a tres personas con heridas de bala: dos pandilleros y el conductor del vehículo repartidor.

De acuerdo con la versión que los testigos le contaron a los investigadores, un grupo de jóvenes, perfilados por la policía como pandilleros de la zona, rodeó el pequeño vehículo blanco con la intención de robarle las armas al vigilante. Al sentirse rodeado, según el relato, el vigilante disparó contra el grupo con una escopeta.

Tras los disparos del agente de seguridad, de acuerdo con la versión de los testigos, los jóvenes también dispararon contra los dos ocupantes del vehículo con una pistola calibre 9 milímetros.

Los proyectiles disparados por el vigilante hirieron a Miguel Ángel Cruz, de 34 años, y a Moisés Elías Jiménez, de 24. Este último es identificado por los vecinos y la policía como el principal cabecilla de la estructura de pandilleros que se ha radicado en la colonia Betel.

Cruz fue trasladado hacia el Hospital Zacamil con custodia policial. Jiménez huyó hacia una quebrada que colinda con la colonia al verse herido en el abdomen y en el brazo izquierdo.

La policía lo ubicó minutos más tarde acostado en una cama en la casa de un familiar. Los médicos del Hospital Zacamil dijeron que ambos jóvenes están estables tras una cirugía. Ambos están custodiados. El conductor del auto repartidor también fue trasladado a un centro asistencial.

La PNC, además, dijo que otros dos menores fueron capturados como sospechosos de haber participado en el tiroteo cuando se escondían en los contornos del lugar del ataque. Los investigadores señalaron que ambos tenían manchas de sangre en el calzado.

Agentes policiales buscaron en varios puntos de la colonia Betel al vigilante que repelió el ataque. La versión de los testigos es que el hombre logró huir herido. Los investigadores sospechan que los pandilleros pudieron haberle robado la escopeta y una pistola. Extraoficialmente se conoció que el vigilante buscó ayuda donde una persona que conoce y que reside en una colonia capitalina.

Vecinos del lugar comentaron ayer que el vendedor de huevos frecuentaba la colonia sin ningún problema. Aseguraron que siempre pagaba la “renta” a la estructura de pandilleros que permanecía en la misma esquina donde ayer se encontraba el vehículo con varios impactos de bala.

Según el relato de los lugareños, Jiménez había salido de prisión hacía seis meses. Los vecinos contaron que el pandillero fue detenido en esa ocasión porque le encontraron varias armas escondidas en un carro en el que viajaba. Los investigadores de la Policía no pudieron confirmar los antecedentes de Jiménez, pero coincidieron con los residentes del lugar en que a partir de unos seis meses hasta la fecha el grupo de pandilleros ha tomado más fuerza en el sector.

La policía agregó que esa estructura de pandilleros que atacó al vigilante ayer es la misma que disparó contra un microbús de la ruta 32 en la avenida Montreal, cercana a la colonia Betel, en junio de 2010, donde murió una niña. Ocurrió el mismo día en que otra unidad de esa misma ruta fue incendiada con 17 pasajeros en el interior en la colonia Jardín, siempre en el municipio de Mejicanos.

La PNC, asimismo, informó de otros dos tiroteos registrados el lunes por la noche en diferentes colonias de Soyapango. El primero ocurrió en la colonia Montes de San Bartolo V. En ese sitio, según la policía, falleció Salvador Elías, perfilado por los investigadores como cabecilla de una estructura de pandilleros de la zona, quien tenía varias órdenes de captura vigentes por homicidio y extorsión. Las autoridades dijeron que le dispararon desde una motocicleta.

El otro hecho sucedió en la colonia Los Santos II. Ahí, según la PNC, dos jóvenes fueron lesionados con arma de fuego por un grupo de pandilleros rivales que caminaban en la zona.