Lo más visto

Más de Salud

Salud Son simples descuidos o malas costumbres

5 formas de enfermarte en casa y sin darte cuenta

Estar en casa no es necesariamente garantía de buena salud, especialmente si tienes malos hábitos o costumbres. Hoy te presentamos cinco formas de enfermarte en casa sin que te dés cuenta. 
Enlace copiado

Enfermarte en casa es tan fácil aunque no lo creas. Eso sí, vale aclarar que esto sucederá si crees que tienes malos hábitos o costumbres de aseo o limpieza. Hoy te presentamos cinco formas de enfermarte gracias a esos descuidos que todos tenemos y que, sin saberlo, pueden perjudicar tu salud y la de tu familia.

Toma nota y empieza a corregir esos detalles para proteger a tu familia, especialmente a los más pequeños. 

El vinagre, bicarbonato y limón pueden ser grandes aliados en la limpieza de tu hogar./Shutterstock
1

Pon atención a tu cepillo de dientes

Según los expertos, enl cepillo de dientes habitan unos 10 millones de gérmenes. El motivo: además de estar a la intemperie, suelen ser salpicados con gotas de agua del inodoro al echar el agua. Otro factor es que en las noches hay insectos que salen a merodear, las cucarachas son un claro ejemplo. Todo lo anterior puede ponerte en riesgo de enfermedades intestinales, explican investigadores de la Universidad de Arizona.

Una de las recomendaciones básicas es guardar tu cepillo de dientes dentro del botiquín o cubrirlo con un protector especial. Otra recomendación es introducirlo en agua oxigenada una o dos veces por semana, así eliminarás las bacterias acumuladas. Además de cambiarlo a los tres meses, como máximo. 

Enlace copiado
2

Al llegar a casa: quítate los zapatos

Un estudio de la Universidad de Arizona reveló que 421.000 gérmenes existen en cada zapato, incluyendo los que pueden causar neumonía e infecciones del tracto urinario, es por es que al llegar a casa lo primero que tienes que hacer es quitarte los zapatos.

Michael Schmidt, profesor de microbiología de la Charleston’s Medical University de Carolina del Sur explica que lavarlos es una manera de minimizar las bacterias, pero el problema es que vas a traer los gérmenes de vuelta la próxima vez que salgas a la calle (no los lavarás en cada puesta).

Schmidt recomienda dejarlos cerca de la puerta de la entrada o llevarlos al patio, evitando entrar -especialmente- con ellos a tu dormitorio o, peor aún, guardarlos en la zapatera de una vez.

El experto recomienda que es preferible tener chancletas, pantuflas o calcetines para usar dentro de la casa. 

Enlace copiado
3

OJO con la esponja de los platos

Hasta el 60% de las esponjas están contaminados con los virus que generan gripes y resfríos, la escherichia coli y la salmonella, aseguran los microbiólogos de la Universidad de Arizona.

Según estos expertos es porque son un suministro constante de agua y comida que alimenta a las bacterias. En esas condiciones, los estudios de laboratorio muestran que un solo germen puede reproducirse para formar un billón de bacterias en tan solo cuatro horas.

Para minimizar este problema, lo recomendable es cambiarla frecuentemente, lavarla bien después de usarla (no dejarla con residuos de comida) o, si está en tus posibilidades, ponerla en el microondas a una elevada elevada, durante un minuto después de cada uso. Siguiendo estas recomendaciones puedes llegar a reducir los niveles de bacterias en las esponjas y las superficies que toca hasta en un 95%.

Enlace copiado
4

Manten limpia la ducha

Los estudios demostraron que una de cada tres duchas (regadera del baño) está contaminada con microbacterias que pueden resistir al cloro, capaces de penetrar en los pulmones y causar fatiga, debilidad y falta de aire.

Según Schmidt se trata de un ambiente oscuro, húmedo y cálido, ideal para la reproducción de éstos. "Cada vez que te frotas el pelo, arrojas shampoo rico en proteínas (un fertilizante de microbacterias) lo que impulsa aún más el crecimiento de estas bacterias", agregó.

La solución es introducir la ducha en una bolsa plástica con vinagre blanco, bicarbonato y agua, amarrarla, sujetarla con un hule y dejarla así toda la noche. También puedes hacer una solución con estos tres ingredientes e introducirlos en un atomizador para mantener toda la zona del baño libre de gérmenes.

Enlace copiado
5

El control remoto

Hasta el 70% de los controles remotos están cubiertos con gérmenes que causan enfermedades, aseguran los investigadores. (Con el mouse de tu computadora pasa similar situación)

Para protegerte, limpia el control remoto y otros dispositivos que se comparten, al menos una vez por semana con toallitas desinfectantes o humedecer un trapito con alcohol.

 

Enlace copiado

Comentarios