Lo más visto

Salud Los pies de los bebés son más sensibles al tacto que la mano hasta los 10 meses

5 razones para que dejes a tu bebé descalzo

Lo recomendable es que a tu bebé no le pongas zapatos antes del año. Si gustas, puedes ponerle calcetines pero que sean solo como protección y abrigo. Estas son las razones para prolongar el uso de zapatos en los bebés.

Enlace copiado

Los pies de los bebés están en continuo desarrollo y crecimiento. Aunque los zapatos para bebés son lindos, no son beneficiosos para su estructura ósea –al menos para los primeros meses de vida-. Los huesitos de los llamados “tamalitos” tardan en consolidarse.

“Si los cubres en esta etapa estás impidiendo que se fortalezcan y desarrollen al máximo. Un bebé que aún no gatea no debería llevar zapato”, expresó la pediatra venezolana Susej Fernández creadora del espacio Verdelicius.

Es obvio que los pies son una parte muy delicada, especialmente cuando gatea o da sus primeros pasos, por eso deberás estar atenta de qué terreno o zona pisa para evitar que se lastimen con objetos extraños. Por ejemplo si vas a la playa, a la piscina o a un jardín, deja que tu hijo ande descalzo, se beneficiará de las ventajas de andar sin zapatos y aprenderá a diferenciar distintas texturas y temperaturas de la manera más natural. Luego asegúrate de lavarle bien los pies.

También, toma en cuenta el clima, si está frío o entrarás a un lugar muy helado, entonces ponle calcetines pero que le permitan realizar todos sus movimientos de flexión y extensión correspondientes a su desarrollo. Si ya camina, busca siempre los calcetines con antideslizante para evitar caídas y que no le queden apretados en la pantorrilla.

Si aún así, siempre quieres ponerle zapatos, entonces procura que le resulten cómodos y los use solo en ocasiones. Estas son las razones:

1

Desarrollo neurológico

Los pies del bebé tienen una sensibilidad mucho más fina que la de la mano hasta los ocho o nueve meses. Es decir, empieza a descubrir las partes de su cuerpo y a ponerse en contacto con el mundo exterior, al tiempo que se desarrolla la maduración del sistema, según el estudio “Podología preventiva: niños descalzos igual a niños más inteligentes“, de Isabel Gentil García, profesora de la Universidad Complutense de Madrid.

Foto/Carolina Meléndez 
Enlace copiado
2

Crecimiento continuo

El permanecer descalzo le favorece la formación del arco plantar. Hasta los tres años, los niños suelen tener los pies planos y andar descalzos es un ejercicio ideal para evitarlo, porque ayuda a los huesitos de la planta a ir adquiriendo una forma arqueada. Además, les ayuda a hacerse una idea más acertada de cómo es su cuerpo.

Foto/Carolina Meléndez


 

Enlace copiado
3

Mejora su estabilidad

El niño experimenta más sensaciones al andar descalzo ya que no es lo mismo andar sin calzado en la grama que en la arena. Por ello de todas maneras se recomienda que antes de dejar al niño descalzo, se revise el lugar donde andará porque perfecciona la capacidad que tienen los niños de apoyar los dedos en el suelo.

Shutterstock
Enlace copiado
4

Mayor inteligencia

Según varios estudios afirman que los niños que andan descalzos se desarrollan más intelectualmente, porque descubren el mundo con más sentidos que los que si los ocupan. Según Gentil García los bebés descalzos aceleran la maduración de las habilidades motoras, además de la coordinación visual y manual. Los pies representan una vía que informa al bebé sobre su mundo exterior.

Foto/Carolina Meléndez 
Enlace copiado
5

Evita enfermedades

El permanecer descalzos –al menos la mayoría del tiempo- evitará bacterias y sudoración, por lo cual aleja hongos, callitos innecesarios y mal olor en los pies. Los  pies de los niños están cubiertos por una gruesa capa de grasa; de ahí su aspecto gordito que a todo mundo enamora.

Foto/Carolina Meléndez 
Enlace copiado

Tags:

Comentarios