El Salvador, el “pequeño país” que ha calado en los EUA 

Estas historias y eventos son solo una gota en el universo de aportes de la comunidad salvadoreña a los Estados Unidos.  
Enlace copiado

"El Salvador es un país pequeño que ha tenido un impacto significativo en los Estados Unidos", destacó esta semana el Centro Presidencial George W. Bush al condenar la cancelación el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) que fue anunciada este lunes. 

Ese impacto positivo  de los dos millones de compatriotas -y sus hijos- puede verse en los aportes que han dejado plasmados en la historia de la nación del Norte, que retoma relevancia luego de que la prensa filtrara que el presidente Donald Trump se refirió a los países con TPS como "agujeros de mierda". 

Foto de LPG/archivo
Foto de LPG/archivo

Una empresa fundada por emprendedores salvadoreños en Maryland fue protagonista en la reconstrucción del Pentágono luego de los ataques terroristas el 11 de septiembre de 2001.

Foto de LPG/archivo
Foto de LPG/archivo

Como en las mejores relaciones de amistad, El Salvador fue uno de los primeros países que acudió para apoyar a su socio histórico en la coalición que luchó en Irak al enviar “a miles de soldados para pelear y morir al lado de los norteamericanos”.  

Las relaciones bilaterales tienen ya 154 años y en junio de 2017 han sido conmemoradas en el Festival Amistad en Acción. “Extiendo mi más sincero agradecimiento a la Asamblea Legislativa por decretar el 15 de junio de cada año como el Día de la Amistad entre El Salvador y Estados Unidos”, dijo la embajadora de EUA en el país, Jean Manes frente al presidente del Congreso, Guillermo Gallegos, diputados, el vicepresidente de la república, Óscar Ortiz, y otros invitados de ambas nacionalidades en un evento en junio pasado.  

El canciller Martínez ha aceptado en el pasado que la relación bilateral, como todo trato de amigos, ha tenido altos y bajos. Pero siempre reitera que el trato no ha dejado de ser positivo. 

Pero este viernes, un comunicado de prensa de la cancillería dejó entrever que se resiente que la embajada de los Estados Unidos en El Salvador no haya aclarado, en horas de la mañana, si las palabras de Trump son ciertas o no. El Ministerio de Relaciones Exteriores rechazó tal retórica, aunque de forma más tenue que Haití, y dijo que exige respeto para los compatriotas que  han ayudado, incluso, en las labores de reconstrucción luego del golpe de fenómenos naturales. 

Foto de LPG/archivo
Por otra parte, estas son algunas historias de salvadoreños que sobresalen en los Estados Unidos:
1

Ana Sol-Gutiérrez, delegada estatal de Maryland

Ana Sol Gutiérrez, de 76 años, es delegada estatal por el Partido Demócrata en el estado de Maryland. Se encuentra en su segundo térmimo representando al distrito 18 en el condado de Montgomery. Fue la primera latina en ser elegida para este cargo.  Es originaria de Santa Ana y tiene una amplia carrera sirviendo en política estadounidense.  

Enlace copiado
2

Steve Ramírez, neurocientífico

El hijo de inmigrantes salvadoreños Steve Ramírez descubrió en una investigación, publicada en junio de 2015, que es posible combatir y erradicar la depresión reactivando de forma artificial recuerdos felices. 
Ramírez es uno de los neurocientíficos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Boston, Massachusetts. Actualmente dirige su propio laboratorio junto a otros de sus colegas y ha estado en la lista de jóvenes exitosos de Forbes. Sus padres nacieron en Chalatenango.  

Enlace copiado
3

Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas

Óscar Chacón es el director ejecutivo de Alianza Américas, una red de organizaciones que trabajan por la defensa de los inmigrantes y los derechos de las comunidades latinas en Estado Unidos. Alianza, con base en Chicago, es producto del ingenio de Chacón y otros de sus colegas. Se ha convertido en una amplia red de alrededor de 40 organizaciones a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Ha dedicado su vida en los Estados Unidos a luchar por los derechos de poblaciones vulnerables y ha participado en diálogos de alto nivel en los Estados Unidos. Nació en El Salvador. 

Enlace copiado
4

Wendy Carrillo, asambleísta estatal en California

La salvadoreña Wendy Carrillo hizo historia en las elecciones especiales de Los Ángeles de diciembre 2017 al ganar el cargo para el distrito 51 de la asamblea estatal del estado de California, Estados Unidos. 

Carrillo llegó como menor indocumentada a los Estados Unidos junto con su madre. Ambas huían de la guerra civil en El Salvador. A los 13 años pudo regularizar su estatus, para luego convertirse en una reconocida periodista y posteriormente involucrarse en la política. Teen Vogue, Los Angeles Times, Forbes, La Opinión, entre otros, le han preguntado por su pasado. Su respuesta es siempre más o menos la misma que dio en una llamada telefónica con LA PRENSA GRÁFICA hace meses: “Nací en la capital (San Salvador), en la guerra”. 

Enlace copiado
5

Lucy Pineda, directora de LUMA

Lucy Pineda es una salvadoreña radicada en Boston, que actualmente dirige la organización Latinos Unidos en Massachusetts (LUMA), y ha sido reconocida recientemente como uno de los cien líderes más influyentes del área. El organismo que encabeza ha estado trabajando en apoyar a la comunidad inmigrante en este estado.  Pineda es miembro activo de su comunidad y ha sostenido encuentros con autoridades locales y estatales.  

También es jueza de paz y chalateca de nacimiento. 

Enlace copiado
6

Frank Rubio, sangre salvadoreña en la NASA

Frank Rubio estuvo hace pocos meses en diferentes medios de El Salvador y de Estados Unidos por haber sido confirmado para unirse a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, en inglés). Fue uno de solo 12 seleccionados. Había 18 mil aspirantes.  

Rubio lleva sangre salvadoreña, aunque nació en Los Ángeles. NBC Latino lo seleccionó también como parte de una importante lista de los latinos más influyentes en Estados Unidos. 

Enlace copiado
7

Nelson Castillo, abogado de inmigración

El salvadoreño Nelson Castillo celebró recientemente 35 años como inmigrante en Estados Unidos. Lo hizo como abogado especialista en Inmigración, miembro del Colegio de Abogados de Nueva York.  

Antes de alcanzar este logro fue jardinero, mesero, limpió oficinas y trabajó en una gasolinera, “todos trabajos nobles”. Desde su trinchera ayuda a personas que necesitan de asesoría migratoria, tanto o más de lo que él lo necesitó en el pasado.
 

Enlace copiado

Tags:

Comentarios