Lo más visto

¿Por qué tanta violencia por parte de los hombres? 7 posibles causas que lo explican

Ante tantos casos de violencia contra la mujer, ¿ya te has preguntado por qué algunos hombres son capaces de maltratar a su pareja? Estas son “las 7 P” de las posibles causas que plantea el experto Michael Kaufman. 
Enlace copiado
Las cifras no ponen en duda que las mujeres somos más vulnerables cuando se habla de violencia: 67 de cada 100 mujeres han sido agredidas de alguna forma a lo largo de su vida, según la Encuesta Nacional de Violencia Contra la Mujer El Salvador 2017. Pero ¿a qué se debe tanta violencia por parte de los hombres? ¿Cuáles son las posibles causas?
A pesar de la visibilidad que ha tenido la violencia contra la mujer en los últimos meses, la cantidad de víctimas continúa en aumento y sus compañeros de vida siguen siendo los principales sospechosos. El experto Michael Kaufman ha hecho un análisis de “Las 7 P de la violencia de los hombres”.
 
1

Poder patriarcal

Según el autor, la violencia de los hombres contra las mujeres no ocurre en aislamiento, sino que se vincula a lo que él ha descrito como “la tríada de la violencia de los hombres”: los hombres ejercen violencia contra otros hombres, contra sí mismos y contra la mujer. Esto ocurre dentro de un ambiente con demandas patriarcales y por sociedades dominadas por hombres que han naturalizado la violencia en nuestras ideologías y estructuras sociales.
 
Enlace copiado
2

Percepción de derecho a los privilegios

No solo las desigualdades de poder conducen a un hombre a ejercer violencia, también puede influir su percepción consciente o inconsciente de su “derecho” a ciertos privilegios. Por ejemplo, cuando un hombre golpea a su esposa porque no le sirve la cena, no lo hace solo para que no vuelva ocurrir, sino por su percepción de que tiene el derecho que alguien le sirva.
 
Enlace copiado
3

Permiso

Los deportes, el cine, la literatura y otros ámbitos han mostrado no solo de forma natural los actos de violencia (usualmente contra otros hombres), sino que también son celebrados. Además de ser permitida en algunas costumbres sociales, códigos legales, leyes y ciertas enseñanzas religiosas, el uso de la violencia se ve como un medio clave para resolver diferencias.
 
Enlace copiado
4

Paradoja del poder de los hombres

Se refiere a que la forma en que los hombres han construido su poder social e individual, paradójicamente, se basa en la fuerte dosis de temor, aislamiento y dolor que sienten y no pueden mostrar. Requieren una armadura personal debido a las expectativas interiorizadas de masculinidad y al temor de no pasar la “prueba de hombría” que exige la sociedad, que llena a muchos hombres con ira, autocastigo y agresión. Dentro de tal estado emocional, la violencia se convierte en un mecanismo compensatorio que usualmente se expresa en la selección de una persona más débil o vulnerable. 
 
Enlace copiado
5

Armadura psíquica de la masculinidad

La estructura de carácter está basada usualmente en la distancia emocional y es creada en las etapas tempranas de crianza. Se forman rígidas barreras o una fuerte armadura, ya que la masculinidad es codificada como un rechazo a la madre y a la feminidad. Esto disminuye sus habilidades de empatía y se refiere a la incapacidad para experimentar las necesidades y los sentimientos de otras personas. 
 
Enlace copiado
6

Masculinidad: una olla psíquica de presión

Muchas de las formas dominantes de masculinidad dependen de la interiorización de una gama de emociones y su transformación en ira. Es bastante común que los niños aprendan, a una temprana edad, a reprimir sentimientos de temor y dolor. Por lo tanto, para muchos hombres la única emoción que goza de alguna validación es la ira.
 
Enlace copiado
7

Pasadas experiencias

Algunos hombres crecieron presenciando conductas violentas hacia las mujeres como algo normal, lo que pudo haber inculcado patrones donde es posible lastimar a una persona amada. Así como esta experiencia puede generar repulsión hacia la violencia, en otros produce una respuesta aprendida. Estudios han mostrado que niños y niñas que crecen presenciando violencia tienen más posibilidades de actuar violentamente.
 
Enlace copiado

Tags:

Comentarios