Farándula

Diez emblemáticas canciones de Artetha Franklin

Recordamos a la voz del oro del soul, Aretha Franklin, con 10 temas que marcaron su carrera artística. 

Aretha Franklin, la joven estrella del góspel que se convirtió en la "reina del soul", falleció en Detroit a los 76 años, dejando un vacío en el mundo de la música que se llenará con su vasta producción, que va desde el himno "Respect" hasta "I Say a Little Prayer".

Esa pequeña plegaria que reza: "por siempre estarás en mi corazón y te amaré" resumirá el recuerdo de Franklin (Memphis, 1942), la gran última voz de Estados Unidos y que luchó por los derechos civiles.

Franklin convirtió "Respect", de Otis Redding, en un himno racial y feminista, aunque este tema, con más de 150 millones de reproducciones en Spotify, no es el único legado que deja la artista tras seis décadas de carrera.

Estas son diez de las emblemáticas canciones de la Dama del Soul:

1. "Respect"

Redding había escrito "Respect" desde la óptica de un hombre que trabaja todo el día, que trae el dinero a casa y que a su llegada al hogar reclama "respeto" a su esposa.
Franklin le dio la vuelta al tema en 1967 con apenas variaciones en el texto, convirtiéndolo en un auténtico himno feminista que catapultó su carrera y que fue abrazado por el movimiento de derechos civiles.

2. "I Never Loved a Man the Way I Love You"

"Respect" formaba parte del álbum "I Never Loved a Man the Way I Love You", considerada obra cumbre de Franklin -y su primer trabajo con la discográfica Atlantic Records-. La canción que da nombre al disco la compuso Ronnie Shannon con versos como "supongo que nunca seré libre, desde que tienes tus garras sobre mí".

3. "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman"

Compuesta por Carole King, Gerry Goffin y Jerry Wexler, "(You Make Me Feel Like) A Natural Woman" apareció en el álbum "Lady Soul", publicado en 1968, y a lo largo de los años otros artistas como Celine Dion se han rendido a su letra y no han dudado en versionarla.
 

4. "Think"

La cantante de Memphis no solo ponía voz a temas ajenos, sino que también componía sus propias letras, como en el caso de "Think", otro icónico corte de "Aretha Now" (1968) que clamaba por la libertad y que Franklin interpretó en la película "The Blues Brothers" en 1980.
 

5. "Call Me"

Otro tema de cosecha propia, esta vez de 1970, del álbum "The Girls in Love with You". "Call Me" comparte disco con otros temas como las versiones de Franklin de "Let it Be" o "Eleanor Rigby", de The Beatles, llevadas al soul y al R&B como solo ella sabía hacer.

6. "Son of the Preacher Man"

También de "The Girls in Love with You", escrita por John Hurley y Ronnie Wilkins. Dusty Springfield grabó "Son of a Preacher Man" en 1968, Erma Franklin -hermana de la Reina del Soul- haría otra versión en el año 69 y finalmente Aretha se subiría al carro en 1970.

7. "I Knew You Were Waiting (for Me)"

Con George Michael interpretó "I Knew You Were Waiting (for Me)" ya entrados los años ochenta para el álbum "Aretha". El inglés se unía con la estadounidense en el rhythm and blues y le daba su toque pop en 1987 a este tema que ganó un Grammy.

8. "Chain of the Fools"

En total, Franklin consiguió 18 premios Grammy a lo largo de su carrera y estuvo nominada en 44 ocasiones. También consiguió uno en 1968 por "Chain of Fools", de aquel icónico "Lady Soul". La cantante interpretaba este tema de Don Covay acompañada de sus fieles y eternos coros góspel.

9. "Freeway of Love"

Cosechó otro Grammy en 1985 por "Freeway of Love", el primer sencillo de "Whos Zoomin Who?". La canción alcanzó también la tercera posición de la lista Billboard Hot 100, donde permaneció durante diecinueve semanas.

10. "(Sweet Sweet Baby) Since Youve Been Gone"

Además de a los Grammy, Franklin también era asidua a ese ránking de canciones más exitosas. 73 de sus temas entraron en la lista, 17 en el "top 10" y dos en el primer puesto -"Respect" y "I Knew You Were Waiting (for Me)". "(Sweet Sweet Baby) Since Youve Been Gone" es una de ellos: compuesto por Franklin y Teddy White, la Reina del Soul era capaz de concentrar todo su don en apenas 2:25 minutos, como supo explotarlo durante sesenta años de infatigable carrera. 

Sigue navegando