Feligreses llegaron hoy al Juzgado de Paz de Zaragoza para dar su apoyo al sacerdote José Adonay Chicas acusado de agresión sexual. Foto LPG/Ezequiel Barrera
El Salvador

“¡También es hombre y puede cometer errores!”: Feligreses defienden a cura acusado de agresión sexual contra menor

Este día se desarrolló la audiencia inicial contra el párroco de Zaragoza, capturado la semana pasada por abuso sexual contra un menor, al que también remuneraba por los actos. Unos 50 feligreses llegaron al juzgado para defenderlo y justificar su posible crimen.

Unas 50 personas llegaron hoy al Juzgado de Paz de Zaragoza para dar su apoyo al sacerdote José Adonay Chicas, párroco de la misma localidad, procesado por delitos sexuales en perjuicio de un menor de edad.

Foto LPG/Ezequiel Barrera

Los feligreses aseguraban que el párroco es inocente y que, en caso de no serlo, lo justificaban diciendo que "también es hombre y puede cometer errores" pero "que Dios lo juzgue y no la justicia terrenal".

Feligreses forman una cadena para alejar a los medios de comunicación durante la salida del sacerdote del Juzgado. Foto LPG/Ezequiel Barrera

La multitud incluso gritó a los periodistas que llegaron al Juzgado para informar sobre la audiencia inicial que se desarrolló hoy en contra del sacerdote. "¡Les lloverá fuego del cielo!", gritaban a los comunicadores.

Foto LPG/Ezequiel Barrera

Chicas es acusado de agresión sexual en menor e incapaz continuada,  remuneración por actos eróticos y corrupción de niños, niñas y adolescentes por medio del uso de tecnologías de la comunicación.

La Fiscalía asegura que el cura cometió los delitos durante dos años y pagaba $50 a la víctima por realizar actos sexuales.

Tras la audiencia inicial llevada a cabo hoy, el juez le decretó prisión provisional mientras el caso continúa a la fase de instrucción.

La Fiscalía asegura que cuenta con "prueba documental y pericial que acredita los delitos", entre la que se incluye "extracción de informática forense" de dispositivos móviles.

La captura de Chicas ocurrió el pasado viernes en Zaragoza.
 

Sigue navegando