El Salvador

Carlos Molina, el exalcalde acusado de pagar $3 mil para el asesinato de una mujer

El exalcalde de La Libertad fue capturado hoy en una redada contra la pandilla 18 en la zona del puerto. Antes ya ha sido condenado por calumnia y en 2012 fue inhabilitado para tomar posesión del cargo por mora en el pago de cuotas alimenticias. Su padre también fue alcalde y fue asesinado cuando competía por otro período, solo unos meses después del asesinato de su otro hijo.

El ex alcalde Carlos Farabundo Molina Quinteros, de 41 años de edad, fue capturado esta madrugada junto a decenas de miembros de la pandilla 18 en la “Operación Tsunami” realizada en el sector del puerto de La Libertad.

Molina gobernó ese municipio durante tres períodos, entre 2006 y 2015, bajo la bandera de diferentes partidos.

Carlos Molina, en 2006, mientras era alcalde de La Libertad. Foto de LA PRENSA/Archivo

El exedil se encuentra detenido bajo los cargos de “proposición y conspiración del delito de homicidio y agrupaciones ilícitas”, según dijo esta madrugada el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto.

De acuerdo con lo revelado por el funcionario, investigaciones señalan que Molina pagó “la suma de tres mil dólares para cometer el homicidio contra una mujer” en la misma zona del puerto.

El exalcalde Carlos Molina fue capturado esta madrugada en la Operación Tsunami. Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán

Según Cotto, cuando esto ocurrió, Molina ya no era alcalde de La Libertad. “Presumiblemente, de acuerdo a lo que conocemos hasta hoy, la persona que fue asesinada podía haber sido miembro o colaborador de la pandilla, pero independientemente de eso,  (Molina) pagó dinero para que se matara a la persona”, expuso el director policial.

“Conocemos de este caso, la investigación nos podrá revelar si incluso (Molina) pudo haber financiado el homicidio de otra persona”, agregó Cotto.

El ex alcalde Carlos Farabundo Molina Quinteros, de 41 años de edad, fue capturado esta madrugada junto a decenas de miembros de la pandilla 18 en la “Operación Tsunami”. Foto de LA PRENSA/Francisco Alemán

Un pasado turbulento

Su padre Mario Armando Molina –empresario de la ruta 102- fue acribillado en la carretera al puerto en junio de 2005, mientras era candidato del PDC a un tercer período como alcalde de La Libertad. Antes había ejercido como edil durante dos períodos, de 1997 a 2003, con la bandera del FMLN.

Solo seis meses antes de ese crimen, la familia había sufrido la pérdida de Eduardo Enrique Molina Quinteros, hermano del exalcalde capturado hoy. La familia cree que los homicidios de padre e hijo están relacionados.

Carlos Molina, mientras era alcalde en 2006. Foto de LA PRENSA/Archivo

Tras el asesinato de su padre, Carlos Molina se convirtió en candidato del PDC y ganó las elecciones del 2006. Compitió para un segundo período en 2009 con el mismo partido, pero esa vez en coalición con el FMLN y el CD.

Carlos Molina, en 2009. Foto de LA PRENSA/Archivo

A mediados de su segunda gestión, en 2011, se pasó al FMLN debido a que había un fallo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para desinscribir al PDC y el PCN. En ese entonces, Roberto Lorenzana, actual secretario de comunicaciones de la Presidencia, dijo que reconocían a Molina como “sangre de su sangre”.

El día en que Carlos Molina se pasó al FMLN, el ahora secretario de comunicaciones del gobierno Roberto Lorenzana dijo que lo reconocían como "sangre de su sangre". Foto de LA PRENSA/Archivo

Molina ganó las elecciones del 2012 con el FMLN y tomó posesión del cargo un día antes de lo previsto, el 30 de abril, a pesar que estaba inhabilitado por mora en el pago de cuotas alimenticias, según una notificación que la Procuraduría General de la República (PGR) envió al Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Ese año fueron capturados tres hombres encargados de su seguridad -Rafael Ernesto Pérez López, de 26 años; Víctor Samuel Montes Argueta, de 30; y Ángel Moisés Castillo Ramos, de 39 años- por el delito de tenencia, portación y conducción ilegal de armas. Se especuló que el entonces edil también había sido capturado, pero luego se desmintió esa versión.

Carlos Molina desmiente en su despacho haber sido capturado con los hombres a cargo de su seguridad. Foto de LA PRENSA/Melvin Rivas/Archivo

En diciembre de ese año se le abrió un proceso administrativo por homicidio culposo y lesiones culposas, al verse involucrado en un accidente de tránsito en el que murió una persona. La persona fallecida y las lesionadas viajaban en un pick up que él manejaba y que volcó en una cuesta.

Raúl López, actual viceministro de Seguridad, fue el abogado de Carlos Molina, procesado por homicidio culposo y lesiones culposas en 2012. Foto de LA PRENSA/Milton Flores

Al año, en diciembre de 2013, fue demandado por calumnia por el secretario del Juzgado de Paz de La Libertad y en febrero de 2015 fue condenado a un año de prisión, que fue reemplazado por trabajos de utilidad pública.

Esa condena le supuso trabas para su candidatura en las elecciones de 2015 –siempre con el FMLN- aunque no fueron impedimento para que participara, pero perdió.

Mientras duró la campaña, Molina fue noticia al disputarse con el candidato de ARENA Miguel Jiménez la ayuda a la familia de cuatro jóvenes masacrados en el Majahual, un caso en el que la abuela de las víctimas murió a causa del impacto que sufrió al encontrar los cuerpos de sus nietos. Los dos candidatos le decían a la familia de luto que debía rechazar la ayuda del contrincante y aceptar la de cada uno.

Propaganda de Carlos Molina, durante la campaña para las elecciones municipales del 2015, en las que perdió. Foto de LA PRENSA/Archivo

Ese mismo año, Molina fue denunciado en agosto por el concejo municipal de La Libertad por el delito de peculado.

Sigue navegando