Condenan a pandilleros que extorsionaban desde el penal de Usulután
El Salvador

Condenan a pandilleros que extorsionaban desde el penal de Usulután

Las víctimas a quienes llamaban eran de La Unión, y les exigían que hicieran depósitos mediante los sistemas de transferencia de dinero a través de celulares. 

Una estructura de extorsionistas liderada por pandilleros que estaban recluidos en el penal de Usulután, confesaron en el juicio ante el juez de Sentencia de La Unión, Cristóbal Reyes, la forma y el mecanismo que utilizaron para extorsionar a cinco víctimas con régimen de protección y otras no identificadas. 

El grupo que fue acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) estaba integrado por 24 personas, que de acuerdo a las investigaciones, desarrollaron diferentes funciones en las extorsiones que se les realizaron a las víctimas, quienes eran de la zona norte del departamento unionense. 

El juicio en el que los imputados se declararon culpables se realizó mediante un procedimiento abreviado, el cual se dio previo acuerdo entre las partes procesales y los acusados, en donde estos últimos también lograron obtener beneficios en cuanto a la reducción de la cantidad de años de sus condenas. 

Durante la vista pública, se ventilaron las confesiones tanto de los reos que guardaban prisión en el penal de Usulután, las personas que estaban libres pero que pedían los números de teléfonos de sus víctimas, también los que llegaron directamente a exigir la extorsión y de quienes recibieron el dinero a través de sistemas de transferencia de dinero por celulares. 

"Acepto que hicimos unas llamadas a ciertas víctimas desde el penal de Usulután, y el propósito de las llamadas era de pedirles dinero a cambio de no atentar contra sus vidas", dijo el acusado Luis Aristides Salmerón, quien después de su confesión, el juez lo sentenció a 17 años de prisión por cinco casos de extorsión. 

Foto: Juan Carlos Díaz

Al igual que Salmerón, otras cuatro personas que también estuvieron recluidas en esa cárcel, entre el año 2014 e inicios del 2015 cuando se dieron los casos de extorsión, también fueron sentenciadas a la misma pena de 17 años de cárcel por el delito de extorsión agravada en perjuicio de cinco víctimas. 

Los sentenciados con esa máxima condena son: José Saul Mata Claros, Juan Manuel Candray, José Alexander Calles, Fredy Uziel Morales; y Joseh Leonel Cruz fue condenado a 10 años por estar involucrado solo en tres casos de exigencia de dinero. 

"Los que estaban detenidos y para quien se ha logrado la pena mayor, son los que hacían las llamadas extorsivas y el resto de personas estaban en una situación de cómplices; es decir, eran los que recibían el dinero y por eso se quedaban con $10, $5, pero el resto del dinero llegaba a los del penal", explicó el jefe de la oficina de FGR en La Unión. 

Entre los sentenciados también están dos excustodios del recinto carcelario de donde se hacían las exigencias de dinero, pues ellos eran los que colaboraban para ingresar el dinero o permitir a familiares de los reos para que lo ingresarán.

Foto: Juan Carlos Díaz

Los exseguridad que responden a los nombres de Walter Alfredo Velazquez y José Serafín Ramos, fueron condenados por el delito de extorsión simple en grado de cómplice no necesaria, por lo cual recibieron una pena de tres años de prisión, la cual a uno de ellos le fue sustituida por trabajo de utilidad pública, pero en el caso de Ramos deberá seguir en prisión por otra condena que ya pesa sobre él. 

El resto de imputados fueron condenados a penas de tres años de prisión con cuatro meses y algunos sólo a tres años, porque eran cómplices no necesarios y  quienes recibían la exigencia económica a través de los envíos a su número celular y confesaron que sabían que el dinero era producto del ilícito. 

De acuerdo a las indagaciones fiscales, las exigencias económicas que realizaba esta estructura eran desde los $100 hasta los $300, pero en algunos casos hubo negociaciones y las entregas de los envíos se pactaron hasta por $25.

Sigue navegando