Exclusivo. Los terrenos que TERREIN, empresa de la que Sigfrido Reyes es socio, compró en la cordillera del Bálsamo tienen una ubicación exclusiva.
El Salvador

Corte de Cuentas confirma que IPSFA rebajó $105,300 a terrenos que vendió a Reyes

Fiscalía General de la República recibió, en noviembre pasado, el informe del examen de auditoría que le solicitó a la CCR como parte de una nueva investigación sobre la venta de inmuebles del IPSFA a la empresa propiedad del expresidente de la Asamblea.

La Corte de Cuentas de la República (CCR) considera que no había ninguna justificación para que el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) rebajara $105,348.86 al precio total de cinco lotes que le vendió en febrero de 2014 al expresidente de la Asamblea Legislativa y exdiputado del FMLN, Sigfrido Reyes, y al asesor legislativo Byron Enrique Larrazábal Arévalo.

Ese es el principal hallazgo que contiene el informe del examen que practicó la Dirección de Auditoría Uno de la CCR a esa compraventa, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR).

El 17 de septiembre pasado, la Unidad Especializada Contra el Lavado de Dinero de la Fiscalía le requirió a la CCR realizar un examen a la venta de inmuebles propiedad del IPSFA a la empresa Terrenos e Inversiones, S. A. de C. V. (TERREIN), inscrita por el exdiputado Reyes y el exasesor legislativo en el Registro de Comercio en septiembre de 2011.

Esa solicitud la realizó la FGR por medio del oficio 1438-UECLA2/2019, con el número de referencia 02-UECLA-17, que le hizo llegar a la presidenta de la Corte de Cuentas de la República.

Dos meses después, la CCR le envió una notificación a la Fiscalía donde le dijo que "de lo establecido en la política, según evaluación técnica, se considera que algunos atributos con los que se castigaron los precios de venta de todos los lotes que forman parte del polígono F, entre ellos los cinco lotes vendidos a la sociedad TERREIN, no tenía aplicabilidad; por lo que se determina que el IPSFA dejó de percibir en la venta de esos cinco lotes, un monto de $105,348.86".

En febrero de 2014, TERREIN compró al contado (por medio de cheques), cinco lotes del terreno para residencia en Greenside Santa Elena, de Nuevo Cuscatlán (La Libertad), dentro de los proyectos inmobiliarios del IPSFA, con un costo de $440,501.01.

La política de precios establecida en ese entonces, determinaba que si una persona quería adquirir algún lote en ese proyecto, debía pagar un precio de $165 por cada vara cuadrada (v²) de terreno. Los documentos de compraventa de los cinco lotes, en los que se acredita que la empresa del expresidente de la Asamblea y el exasesor compró esos terrenos al IPSFA, revelan que TERREIN habría pagado un precio de entre $45 y $65 menos por v².

La Corte de Cuentas le deja claro a la Fiscalía esa diferencia en el precio de los terrenos que fueron adquiridos por Reyes en 2014.

"Verificamos que para la venta de los lotes del proyecto Greenside, Santa Elena, se utilizó una política de precios desfasada que se había aprobado por el consejo directivo del IPSFA, el 1 de diciembre de 2010, utilizándose un valúo que fue realizado en 2008. No obstante que la política decía que los inmuebles propiedad del IPSFA serían revaluados cada 3 o 5 años", reza parte del informe de la CCR.

El IPSFA dijo en su defensa que rebajó el precio a los lotes que le vendió al exdiputado Reyes porque se basó en cuatro criterios: Los terrenos tenían más de cuatro años sin poder venderlos, era una oferta atractiva porque se compraban los 5 lotes al mismo tiempo, era una compra de contado y por último que ese precio garantizaba un margen sobre el costo del 60 % y sobre el precio de venta del 37.5 %, lo cual es una rentabilidad muy aceptable.

Además, el instituto aseguró que en su política de precios se establecía que "como procedimiento general, todos los lotes serán ofrecidos a su valor óptimo, es decir a razón de $165 /v². Sin embargo, se podrá negociar reducciones de precio a solicitud de los clientes si se pusieren de manifiesto por parte del cliente factores o atributos negativos que requieran reducción de precios".

Entre los atributos negativos se encuentran que los lotes no tengan vistas, que no sean planos, que no estén cercanos a zona verde.

Además, los lotes de TERREIN están cerca a la zona verde, según escrituras de compraventa y mapa de Greenside Santa Elena; sin ninguna perturbación, dentro de caseta de seguridad y sin ruido.

Esta es la segunda vez que la Fiscalía investiga los pormenores en que ocurrió la compraventa de esos inmuebles entre IPSFA y TERREIN.

En diciembre de 2014, el exfiscal Luis Martínez anunció que había decidido abrir una investigación de oficio sobre esa transacción; sin embargo, en octubre de 2015, el ex fiscal general anunció que había decidido archivar esa indagación porque habían llegado a la conclusión de que "no existían infracciones de tipo penal en las negociaciones de esos terrenos".

Otra de las instituciones que también concluyó que no había ninguna irregularidad fue la Corte de Cuentas de la República, pues en febrero de 2015 emitió un informe de auditoría limpio, lo que significa que no encontró ningún hallazgo que mereciera alguna explicación sobre la compra de esos terrenos por parte del exdiputado Reyes y su exasesor.

Sin embargo, este segundo informe presentado a la FGR en noviembre pasado, la CCR concluye que el IPSFA sí benefició a Reyes con una rebaja del precio.

Sigue navegando