20 de agosto, 2018 Víctimas denuncian desatención La víctima de un docente de Medicina aseguró que a pesar de buscar ayuda y poner denuncias, ninguna instancia de la UES la apoyó.
El Salvador

Defensoría UES dice que no es su competencia sancionar a acosadores

La defensora UES señala que las juntas directivas de las facultades son las únicas autorizadas para sancionar.

La defensora de los derechos universitarios de la Universidad de El Salvador (UES), Claudia María Zambrana, le dijo ayer a LA PRENSA GRÁFICA que las personas que critican su gestión diciendo que "defiende a los docente acosadores y no a las estudiantes víctimas" lo hacen desde la ignorancia y el desconocimiento de la legislación universitaria. Detalló que no es su competencia investigar y sancionar a los docentes acosadores, y también aseguró que los pocos casos que han llegado hasta su despacho sí han tenido la debida atención y acompañamiento.

"La competente disciplinariamente es la junta directiva (de cada facultad), no es la defensoría. Aunque en determinado momento la defensoría puede conocer, pero no tenemos facultades sancionatorias de ningún tipo", dijo Zambrana.

La defensora dijo que su oficina promueve el debido proceso de cada caso y que aunque es burocrático, eso garantiza justicia para las víctimas.

Explicó que su oficina investiga los casos de acoso sexual (al menos los tres o cuatro casos que llegan cada año), y luego ella elabora una resolución. En esa resolución, la defensora no condena a nadie, solo sugiere a las juntas directivas de las facultades que le den seguimiento y que los miembros de las juntas decidan posteriormente si imponer alguna sanción o declarar inocente al docente denunciado.

Respecto de los dos casos que han trascendido públicamente en los últimos dos meses, la defensora dijo que estuvo al tanto y que incluso orientó a las víctimas.

"No es cierto que no hayamos recibido y orientado a la chica de Humanidades (víctima del docente Boanerges Osorto). Fue aquí, en esta oficina, donde le orientamos sobre el escrito que tenía que presentar ante la junta directiva. Aquí mismo le imprimimos el documento", dijo.

Zambrana también explicó que escuchó a la estudiante que denunció al docente de Medicina Miguel Serrano y que no pudo hacer mucho por ella porque algunas de las cosas que relataba sucedían afuera de la universidad. Según Zambrana, todo lo que sucede afuera del campus ya no es su jurisdicción. De acuerdo con la defensora, su oficina hace todo lo que está a su alcance por apoyar y acompañar a las víctimas, pero eso depende del lugar donde fueron acosadas, coherencia en su testimonio y si tienen testigos o alguna prueba mínima.

Sigue navegando