El Salvador

FUSADES y FUNDE acuerpan mejorar la lucha anticorrupción

Sus directores se preguntaron por qué en el Caso Saca no se activaron las alarmas en las instituciones.

El director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), Roberto Rubio Fabián, así como el director de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), Javier Castro, se unieron a los señalamientos hechos a la institucionalidad del país que permitió el desvío de más de $300 millones desde Casa Presidencial a cuentas privadas y que fue dirigido por el expresidente Antonio Saca.

"Cómo es que alguien cambia 40 cheques por la suma de $2 millones en un día y no saltan las alarmas. Por qué no se avisó a tiempo", se preguntó Rubio, mientras que Castro aseguró que el llamado hecho por la embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, a "indignarse", debe ser tomado muy en cuenta por la ciudadanía, la cual debe convertirse en una contraloría pública más eficiente que las mismas instituciones del país.

Para Rubio Fabián, uno de los puntos más llamativos en el Caso Saca, por ejemplo, es que las alarmas no se encendieron a pesar de todos los indicios que hubiesen podido despertar sospechas: "Cuando los volúmenes son tan grandes y los marcos legales son más difíciles tú necesitas de una red para actuar, una red de personas y una de instituciones. Se necesita de otras personas hasta para cobrar el cheque. Se necesita de cómplices. Luego se viene el sacar el dinero y ahí tú necesitas de bancos o de aduanas. El mismo expresidente Saca dijo que le pidió a algunos bancos que no revelaran nombres y ciertas operaciones. Todos esos movimientos debieron despertar alarmas".

Por su parte, Castro aseguró: "El Estado debe dar una respuesta efectiva y todas las instituciones alrededor de este sistema de transparencia y lucha contra la corrupción deben de funcionar. Lo que hemos visto frente a este caso de corrupción (caso Saca) es que todos los controles fallaron. No hubo controles".

Sigue navegando