Foto: FGR
El Salvador

Iglesia pide perdón a familiares y al niño abusado por párroco de Zaragoza

“Les ofrecimos ayuda psicológica y les pedimos perdón”, declaró el Arzobispo de San Salvador como disculpa pública por parte de la Iglesia Católica hacia los familiares y al niño de 13 años que fue abusado sexualmente por el párroco de Zaragoza.

El Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas, pidió perdón públicamente a los familiares y al niño de 13 años que fue víctima de abuso sexual por parte de Adonay Chicas, párroco de Zaragoza, en el departamento de La Libertad.

Monseñor Escobar Alas señaló que se contactaron con los familiares del menor abusado desde el primero momento en que se conoció sobre la denuncia contra el párroco Chicas. “Les ofrecimos ayuda psicológica y les pedimos perdón”, explicó Escobar Alas durante una conferencia de prensa brindada este domingo 24 de junio desde Catedral Metropolitana.

“Públicamente, de nuevo, en nombre de la Iglesia, pido perdón a la víctima, a los padres de la víctima y a la sociedad por lo que haya sucedido"

“Abrimos un proceso canónico y ya constituimos un tribunal, suspendiendo al párroco de sus actividades pastorales. Ahora vamos en el proceso de instrucción. Todos eso pasa a la Santa Sede, donde se llevará a cabo todo el proceso, donde se emitirá una sentencia”, explicó el Arzobispo en referencia al proceso que se seguirá al interior de la Iglesia Católica contra el párroco denunciado.

“Sobre el proceso penal no sabemos nada. Es un proceso que las instituciones legales deben llevar a cabo y la Iglesia no puede tomar parte en ello. La víctima tiene todo el derecho de abrir dicho proceso y continuarlo”, agregó.

El Arzobispo señaló que, como Iglesia Católica, pedía un perdón público a la víctima y a sus familiares, asegurando que “nos duele grandemente este acontecimiento. La Iglesia es madre de todos sus hijos y velará por todos, pero principalmente por los más pequeños”.

“Públicamente, de nuevo, en nombre de la Iglesia, pido perdón a la víctima, a los padres de la víctima y a la sociedad por lo que haya sucedido. El día 21 de junio comunicamos al sacerdote José Adonay Chicas la demanda que contra él habíamos recibido y, al siguiente día, el 22 de junio decretamos la medida cautelar de suspensión canónica del sacerdote, o sea la suspensión de todas sus facultades sacerdotales, pudiendo solo celebrar la santa misa en forma privada”, declaró Escobar Alas.

Lea: Edad de las víctimas en El Salvador es cada vez menor

El pasado viernes 22 de junio, la Fiscalía General de la República (FGR) informó sobre la captura de Adonay Chicas, párroco de Zaragoza, en La Libertad, por abusar de un menor de edad durante más de dos años y remunerarlo económicamente después de cada acto.

Los delitos por los que será acusado son agresión sexual en menor e incapaz continuada, remuneración por actos eróticos y corrupción de niños agravada por medio del uso de tecnologías.

Según información de la FGR, el sacerdote abusaba del niño a sus 13 años de edad en la casa parroquial. El abuso abarcaba desde tocamientos hasta sexo oral.

Fueron los padres del menor de edad quienes descubrieron al religioso al encontrar conversaciones por Whatsapp, en donde el sacerdote pedía fotos desnudo a su hijo. Cuatro sacerdotes, que pidieron no revelar su nombre, afirman que el arzobispo ya estaba enterado del asunto.

Sigue navegando