Petición. Uno de los sindicatos de la CSJ le pidió ayer a los magistrados que amplíen la indagación de la fiesta bailable a un alto nivel.
El Salvador

Inician proceso sancionatorio a tres jefes de la Corte Suprema de Justicia por fiesta

Corte Plena decidió suspender temporalmente a mandos medios mientras dure la investigación.

La Corte Plena decidió ayer iniciar el proceso sancionatorio contra tres jefes de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por avalar la fiesta con bailarinas que realizó el sábado pasado, en la sala de audiencias 5-B del Centro Judicial Isidro Menéndez, el Sindicato de Empleados Judiciales de El Salvador.

La magistrada de la Sala de lo Penal, Doris Luz Rivas, confirmó a este periódico que la decisión de deducir la responsabilidad sobre la organización de la fiesta bailable fue el primer punto tratado ayer en la sesión de Corte Plena.

"Se acordó una suspensión previa contra algunas jefaturas. Se trata de una especie de medida cautelar como parte de un procedimiento administrativo disciplinario", dijo la magistrada.

Según el magistrado de la Sala de lo Civil, Óscar López Jerez, se trata de una propuesta que debe ser resuelta por el presidente de la CSJ, Armando Pineda Navas. "Se aprobó y se propuso al presidente de la Corte Suprema de Justicia que inicie el procedimiento sancionatorio disciplinario, y también se incluyó una suspensión", expresó.

López Jerez agregó que, además, acordaron como Corte Plena que la investigación disciplinaria se amplíe a "todo el que haya tenido conocimiento o al que no hizo nada debiendo tener conocimiento. El que fue negligente".

Una fuente de la CSJ adelantó a LA PRENSA GRÁFICA que dos de los sancionados ayer son el coordinador de salas de audiencias y el jefe de seguridad del Centro Judicial Isidro Menéndez. El caso debe ser resuelto por el presidente de la Corte Suprema en los próximos días.

Sindicato reclama indagación profunda

El Sindicato de Empleadas y Empleados Judiciales de El Salvador (SEJES) pidió ayer una investigación profunda sobre la fiesta bailable en la sala de audiencias.

Stanley Quinteros, de SEJES, dijo que no sería justo que sancionen a trabajadores, como los miembros de la seguridad, que no tienen la autoridad para otorgar permisos para utilizar las instalaciones de la CSJ.

SEJES asegura que cuando ellos han solicitado permiso para algún evento son gerentes o magistrados los que dan el aval; pues siempre hay gastos de recursos como electricidad o agua. Por su experiencia cree que el permiso que gestionó el Sindicato de Empleados Judiciales Salvadoreños (SINEJUS) para organizar y participar de la fiesta con bailarinas tuvo que estar avalado por autoridades de alto nivel.

Sigue navegando