Alcaldía. Autoridades dieron seguimiento a reuniones con pandilleros en el interior de la Alcaldía de Ilopango.
El Salvador

Llamadas intervenidas provocaron investigación contra Alcaldía de Ilopango

El exalcalde Salvador Ruano optó por poner prestanombres de pandilleros en planillas.

Llamadas intervenidas a jefes de la MS-13, entre enero y junio del 2016, muestran que algunos líderes de la pandilla estuvieron inscritos en la planilla de la Alcaldía de Ilopango, así como una cadena de favores entre el entonces alcalde de ese municipio, Salvador Ruano, y miembros de la MS-13. Por ejemplo, según las llamadas, en marzo de 2016, la MS-13 se organizó para mover gente para que fueran a apoyar a Ruano a la Fiscalía General de la República (FGR), donde fue citado debido a la filtración de un video en el que aparece junto con el diputado de ARENA, Ernesto Muyshondt, dialogando con pandilleros en el marco de las elecciones presidenciales.

Un jefe de área de la Fiscalía General de la República (FGR) confirmó que a raíz de la información obtenida en las llamadas activaron una investigación por parte de unidades especializadas de la institución; sin embargo, estas no continuaron tras la muerte de Ruano, quien falleció en julio de este año.

Las intervenciones muestran a cuatro personajes como intermediarios entre la alcaldía y la pandilla: Paolo Lüers, una persona conocida como “Murcia”, otro reconocido como “Gordo Ratín” y la “Lic. de González”, estas dos últimas personas fueron identificadas por la Fiscalía como empleados de la alcaldía.

En las llamadas consta que Marvin Adaly Quintanilla, alias “Piwa”, además de tener un salario en la alcaldía, lo cual fue aceptado por Ruano en agosto del año pasado, también realizó los trámites para establecer órdenes de descuento en la alcaldía por un préstamo.

El encargado de acompañar el trámite de “Piwa” fue el empleado “Gordo Ratín”. El 29 de febrero de 2016, el funcionario municipal le informó a “Piwa” que lo detuvo la Policía Nacional Civil (PNC) para identificarlo y que había dejado en la alcaldía los documentos que lo vinculaban a él.

Según una llamada entre “Piwa” y Marvin Antonio Cruz González, pandillero conocido como “Peque”, Quintanilla utilizó las cuentas de la alcaldía para que se le depositaran $6,000 de un préstamo.

“Peque” y “Quintanilla” describieron en las llamadas reuniones con “Murcia” y el exalcalde de Ilopango. El 21 de abril de 2016, “Peque” le comunicó a “Piwa” que el alcalde estaba nervioso por algunas investigaciones de las autoridades en contra de alcaldías, y por lo tanto le planteó la necesidad de sacarlos de las planillas y poner a personas que cobraran por ellos. “Piwa” habló con una persona no identificada, en abril del año pasado, y le comentó que la decisión de sacar a los miembros de la MS-13 de la alcaldía iba a perjudicar a al menos cinco pandilleros. Además, él y “Peque” no podían salir de la planilla, ya que tenían préstamos sujetos a sus salarios.

LA PRENSA GRÁFICA consultó al actual alcalde de Ilopango, Ernesto Cantarero, a través de su oficina de comunicaciones. Él hizo saber que prefería mantenerse al margen y no hablar del caso.

6
 meses de seguimiento a las llamadas muestran la relación entre la ms-13 y ruano.

Sigue navegando