Plenaria. Las distintas instituciones del Gobierno informaron al Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia sobre la manera en que han gastado los fondos de la contribución especial.
Gabinete. El pleno del Gabinete de Seguridad rindió informe ayer sobre las obras ejecutadas ante el CNSCC.
San Salvador llega tarde al Plan El Salvador Seguro
El Salvador

San Salvador llega tarde al Plan El Salvador Seguro

El Ejecutivo no ha podido recaudar lo que había proyectado inicialmente con la contribución especial para seguridad. El 68 % de los fondos de la contribución ha sido usado para pago de bonos a policías.

Representantes del Ejecutivo aseguraron ayer que la Alcaldía de San Salvador retrasó aproximadamente cinco meses la entrega del plan municipal de intervención en el marco del Plan El Salvador Seguro (PES). San Salvador era uno de los 10 municipios que el Gobierno estableció como prioridad para ser intervenidos con el plan.

El técnico del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública (MJSP) Mario Cabrera explicó que este retraso no tuvo consecuencias en la entrega de fondos, pero provocó atrasos en la coordinación intermunicipal de intervención en materia de seguridad.

“A las alcaldías se les ha asignado vía gobernabilidad $150,000 a cada una. San Salvador recibió vía gobernabilidad, aunque en las intervenciones del gobierno central, como INJUVE, también actúa, pero no había un plan de San Salvador para determinar funciones... Hay planes por municipios que luego se integran, el de ellos no lo mandaron. Hay una guía para eso, pero presentan la población, los sectores más complicados y las zonas que quieren intervenir, o compras”, dijo Cabrera.

Técnicos del MJSP aclararon que la alcaldía capitalina retrasó su ingreso a las mesas de coordinación porque se encontraba ejecutando un programa de prevención. LA PRENSA GRÁFICA solicitó una explicación de la comuna al respecto, pero al cierre de esta nota no se tuvo respuesta alguna.

El Gobierno presentó ayer los resultados en nueve de los 10 municipios que se planeaban intervenir, en los cuales focalizó el esfuerzo de los cuerpos de seguridad en más de 50 subsectores.

Los municipios priorizados sobre los que presentaron resultados de inversión fueron Colón, Cojutepeque, Ciudad Delgado, Soyapango, Mejicanos, Zacatecoluca, Jiquilisco, Santa Ana y Sonsonate. Técnicos del MJSP avisaron que ya se preparan 16 nuevos municipios que serán los priorizados durante 2017.

Déficit en recaudación

El Ejecutivo había dicho que esperaba recolectar $140 millones anuales con la contribución especial para seguridad. Esa fue la proyección que hizo cuando pidió la aprobación de la contribución que grava actualmente con un 5% los servicios de telefonía, internet, televisión por cable y además el valor de los aparatos de telefonía fija y celular.

Posteriormente el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, dijo que proyectaban recaudar $6 millones mensuales con el tributo; sin embargo, desde noviembre de 2015, cuando entró en vigor la contribución, el Gobierno reportó una recaudación de $50.5 millones producto del impuesto especial a las telefónicas.

El representante del Ministerio de Hacienda en el Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia (CNSCC), José Lino Trujillo, aseguró que lo recaudado se debe a que los números presentados por el Gobierno ayer responden únicamente a lo recaudado hasta noviembre pasado.

“La cifra del decreto primero del 191, está a noviembre, es preliminar, y acuérdese que en diciembre es cuando se da el cálculo mayor en cuanto a las utilidades. Se espera que se haya cumplido, pero no tenemos el dato todavía porque están en proceso de liquidación las declaraciones”, afirmó Trujillo.

Si se sigue la proyección del Gobierno de recaudar $6 millones mensuales, desde finales de noviembre de 2015 hasta noviembre de 2016 el Ejecutivo tuvo que haber recolectado $66 millones, lo que todavía implica un déficit de $16 millones.

Además de estos $50.5 millones recaudados por el Gobierno, el Ejecutivo recuperó $7 millones producto de la contribución especial a grandes contribuyentes, cuya asignación todavía no ha sido aprobada por la Asamblea Legislativa.

El comisionado presidencial para la seguridad, Hato Hasbún, destacó que el Gobierno ha ejecutado el 90 % de los fondos recaudados de la contribución especial, de los cuales dos tercios han sido destinados a la persecución del delito (en su mayoría para el pago de bonos a empleados destacados en labores de seguridad y lo demás a programas de prevención).

Actualmente Hacienda solo ha transferido $43 millones de dicho fondo, pero ya se han comprometido $46 millones.

El presupuesto designado a Seguridad para 2017 contiene $9 millones menos que el año pasado; sin embargo, representantes del Ejecutivo han asegurado que esperan que este aumente con los $105.9 millones que esperan recaudar este año entre la contribución especial y el impuesto a grandes contribuyentes.

Datos oficiales indican que el ramo de Justicia y Seguridad es el más atrasado en la inversión pública. Según información provista por Hacienda, a diciembre de 2016 este ramo del Gobierno reportó un atraso del 59.2 % en los proyectos de inversión pública, es decir, para diciembre de 2016 se esperaba que la inversión pública ya puesta en marcha fuera de $103.36 millones, pero al final solo se consiguió activar $42.17 millones.

En los meses anteriores el atraso fue todavía mayor, con más del 60 % sin ejecutar en comparación con los planes trazados.

“No puedo asegurar que existan problemas para agilizar la inversión pública en el ministerio”, comentó el viceministro de Seguridad, Raúl López, quien dijo que en la administración pública siempre hay obstáculos “externos y otros de la misma institución” que impiden que se cumplan los plazos.

Sigue navegando