Punto de asalto. La PNC indicó que Chepillo López asaltaba en las cercanías del instituto de Santiago Nonualco, usando un cuchillo y un arma de juguete.
El Salvador

Víctima se defiende y mata a delincuente

En otro hecho, un hombre con deficiencia mental fue asesinado por pandilleros en San Francisco Chinameca.

Un ciudadano, en el intento de repeler un asalto del que sería víctima, disparó contra un delincuente provocándole la muerte ayer, aproximadamente a las 4 de la mañana, en las cercanías de Instituto Nacional de Santiago Nonualco, La Paz.

El fallecido, identificado como Jónathan Benjamín Chepillo López, de 22 años de edad, tenía un punto de asalto en la zona, según el informe de la Policía Nacional Civil (PNC).

Junto al cuerpo se encontró un cuchillo y una pistola de juguete, con la que presumen Chepillo López amenazaba a las personas para despojarlas de sus pertenencias.

"La información que se tiene es que este sujeto ponía un punto de asalto en el lugar, pero en este caso la víctima se pudo defender con arma fuego cuando le quiso robar, no se tienen más datos porque a la hora del hecho no había testigos", dijo un oficial de la PNC en La Paz.

En esta misma zona fue asesinado ayer Nicolás Antonio Aguiñada, de 22 años, a quien un sujeto a bordo de una motocicleta le pasó disparando cuando se encontraba comprando en una ferretería, por lo que en Santiago Nonualco se reportaron ayer dos homicidios en menos de 48 horas.

Por otra parte, el cadáver de José Jesús Sánchez, de 44 años de edad, fue encontrado ayer a las 6 de la mañana en una quebrada ubicada en barrio El Calvario, de San Francisco Chinameca, La Paz.

El hombre fue asesinado con arma de fuego. Tenía 22 horas de fallecido.

Personas que residen cerca del lugar del hallazgo dijeron a las autoridades haber escuchado detonaciones de arma de fuego el lunes por la noche.

Sánchez padecía de retraso mental y en sus divagaciones hablaba en contra de los pandilleros que delinquen en el lugar, lo cual le habría perjudicado, indicaron las autoridades.

"Dicen que tenía problemas mentales y que a veces él gritaba cosas contra pandilleros de la zona. La principal hipótesis es que ellos lo habrían matado por eso", indicó el oficial en turno.

Los verdugos aprovecharon que el hombre cruzaba la quebrada para ir a un terreno que tenía y lo interceptaron, asesinándolo con arma de fuego. Quedó sin vida sobre unas piedras, explicó.

Sigue navegando