Detienen al número tres de la mafia rusia en España
Internacionales

Detienen al número tres de la mafia rusia a nivel mundial cuando planeaba asesinar a rival

Tras su arresto, los agentes registraron tres domicilios e intervinieron numerosa documentación y varios soportes informáticos con información, así como documentos falsos de Polonia y de Ucrania a nombre de los investigados.

La Policía española detuvo al considerado número tres de la mafia rusa a nivel mundial y a otros dos miembros de esa organización cuando mantenían una reunión para, presuntamente, concretar el asesinato de un líder de un clan rival y demostrar su fortaleza en Europa.

Según informó hoy la Policía en un comunicado, el arresto tuvo lugar en Marbella, conocida ciudad de la Costa del Sol, en el sur de España.

Los arrestados pretendían reestructurar la organización desmantelada el pasado junio, cuando fueron detenidas 129 personas en la denominada operación "Kus", según la fuente.

La investigación comenzó el pasado julio, cuando los agentes detectaron en Marbella la presencia de varias personas vinculadas a uno de los denominados "Vor v Zakone" -como se denomina a sujetos relacionados con el crimen organizado- más importantes de Europa.

Los agentes conocían a esta persona, ya que era uno de los máximos responsables que, en Lituania, dirigía la organización desmantelada en junio, y desde ese país daba las órdenes a los distintos clanes.

Los policías determinaron que la estancia de los investigados en la Costa del Sol estaba relacionada con el control de las actividades criminales en Europa, y concretamente pretendían reestructurar e implantar nuevamente la organización desmantelada en junio.

Los agentes identificaron el papel de cada investigado y determinaron que al "Vor v Zakone" (Ladrones en ley) que inició la investigación le acompañaban otras dos personas con, al menos, el mismo nivel jerárquico.

Se trataba de dos líderes criminales de clanes georgianos que durante los últimos años han controlado las organizaciones criminales de origen ruso, uno de ellos considerado el número tres a nivel mundial de la mafia rusa.

Los investigadores detectaron que habían planificado un "Shodka" (reunión) en el que se iban a encontrar todos los "Ladrones en Ley" detectados y, ante la posibilidad de que ordenaran la ejecución de un miembro del clan rival, procedieron a la detención por orden judicial.

Tras su arresto, los agentes registraron tres domicilios e intervinieron numerosa documentación y varios soportes informáticos con información, así como documentos falsos de Polonia y de Ucrania a nombre de los investigados.

Sigue navegando