Estudiante brasileña murió baleada en Nicaragua
Internacionales

Estudiante brasileña murió baleada en Nicaragua

El Gobierno de Brasil ya ha pedido explicaciones al presidente Daniel Ortega. 

 El Instituto de Medicina Legal (IML), adscrito al Poder Judicial de Nicaragua, confirmó hoy que una estudiante brasileña fallecida el martes en el país murió por un disparo de arma de fuego, mientras organismos de derechos humanos instaron a la Policía a detener a los responsables.


El IML dio a conocer la autopsia realizada al cuerpo de la joven,  que permitió determinar que su muerte fue causada por una "herida por proyectil de arma de fuego en tórax y abdomen", se indicó.


El resultado de la autopsia fue entregado a la encargada consular  de la embajada de Brasil en Managua, Martha Cuadra, según informó el canal privado 100% Noticias, que publicó el documento.


La sudamericana fue baleada la medianoche (local) del lunes por desconocidos en la entrada del barrio Monserrat de Managua y murió en la madrugada del martes en un hospital capitalino.


Gonzalo Carrión, asesor legal del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh, independiente), dijo que la joven fue atacada en una zona protegida por paramilitares que resguardan las casas de varios funcionarios del gobierno, entre ellos Francisco López, vicegerente de la petrolera venezolana-nicaragüense Albanisa.


Carrión opinó que la Policía se apresuró al emitir el martes mismo un comunicado "precipitado y ligero" atribuyendo el crimen a un vigilante privado. Dijo que el vehículo que la joven conducía fue retirado de la escena del crimen y se desconoce su paradero.


El Gobierno de Brasil exigió el martes a Nicaragua una investigación exhaustiva de lo ocurrido y convocó a su embajador en Managua y a la embajadora nicaragüense en Brasilia.


Mientras, estudiantes y médicos del hospital de la Policía Nacional, donde la brasileña realizaba su servicio social, la recordaron este miércoles con un emotivo homenaje. Julio Paladino, director del hospital, dijo confiar en que "las autoridades investiguen el caso y hagan justicia".


Desde hace más de dos meses, tras el estallido de protestas sociales contra el presidente Daniel Ortega, fuerzas paramilitares han sido desplegadas para actuar contra manifestantes opositores.


El Gobierno ha negado que dirija o maneje a esos grupos irregulares, pese a que éstos actúan a menudo en conjunto con la Policía Nacional, según consta en numerosos videos y fotografías.


La crisis en Nicaragua estalló el 18 de abril y a la fecha ha dejado más de 350 muertos y unos 2.000 heridos, así como cientos de detenidos y desaparecidos, de acuerdo a ONGs de derechos humanos. El Gobierno sólo registra 56 muertes.

Sigue navegando