En el tercer día del tour hacia Ciudad Barrios, San Miguel, pudimos ver y sentir la sequía que está golpeando a la zona oriental. El paso de los peregrinos trajo fe a los campesinos.
Turismo

Tour "Caminando con San Romero" Fe

En el tercer día del tour hacia Ciudad Barrios, San Miguel, pudimos ver y sentir la sequía que está golpeando a la zona oriental. El paso de los peregrinos trajo fe a los campesinos.

El tercer día amaneció muy temprano. Todo el mundo se preparaba para iniciar la última etapa de la peregrinación y la tranquilidad que caracteriza a Chapeltique era rota por cientos de peregrinos caminando de un lado a otro, el día típico de mercado en el pueblo era inusual con toda esa algarabía. Así en el parque central los parlantes tocaban música alusiva a Monseñor Romero y frente a la iglesia algunos hacían ejercicios de estiramiento para estar listos y completar los últimos 15 kilómetros.

Este año el camino fue diferente, ya que la sequía que ha golpeado a la zona oriental se hacía sentir en todo el trayecto. No era simplemente la temperatura; este es un recorrido singular en el que se podían ver riachuelos y nacimientos de agua, pero ahora están secos y las plantaciones se marchitan bajo el sol inclemente. A muchos campesinos de la zona solo la fe los mantiene a la espera de que pronto les lloverá, pero, por el momento, ya no se podrá cosechar nada.

"No ha llovido. Aquí solo vemos pasar la nubes, pero no llueve", asegura Eliseo Marroquín, un residente de la zona. "Pero no debemos perder la fe de que las cosas van a mejorar... en que vamos a tratar de dañar menos el medio ambiente", asegura Eliseo.

Excelente actitud. Hamilton Ramírez es un peregrino que iba recogiendo –por decisión propia– el plástico, para “ayudar al planeta”.

Más adelante, entre los peregrinos destaca uno: Hamilton Rivera, quien iba recogiendo la basura que encontraba, botellas y envoltorios plásticos. Al preguntarle por qué, nos dijo: "Bueno, todo está limpio, lo encontramos limpio y vamos dejando huellas (basura) por donde pasamos, así que nosotros la recogemos", asegura.

Y su esfuerzo es de admirar. "De los cientos de peregrinos, él es el único que destaca con su actitud y deseo de cambio. Si muchos fuéramos como él, nuestro planeta estaría en otras condiciones", asegura Dinora Rosales, una peregrina que lo ve pasar.

"Espero que otros se incorporen en el camino", añade Hamilton mientras continúa caminando y recogiendo la basura que los demás van tirando a la orilla de la calle.

2017. Esta es la cascada La Chorrera, un atractivo turístico de Ciudad Barrios, la cual en invierno siempre tiene un caudal de agua fuerte y constante; como se observa en esta foto del año pasado.
2018. Esta es la misma cascada este año y se puede ver que ya casi no tiene agua debido a la sequía. Una evidente muestra del cambio climático.
Sigue navegando