"2011 fue año adverso en materia migratoria”

El aumento de las deportaciones y la proliferación de leyes con tinte antiinmigrante en muchos estados son el legado que el año que finaliza deja en Estados Unidos, según un activista migratorio salvadoreño.
Enlace copiado

"2011 fue año adverso en materia migratoria”

Enlace copiado
<p> Uno de los salvadoreños con mayor rodaje en la defensa de los inmigrantes en Estados Unidos habla del déficit que dejó 2011. Óscar Chacón es crítico con Barack Obama en cuanto a que no ha resuelto los grandes temas, pero asegura que un segundo mandato del actual mandatario estadounidense podría ser el inicio de cambios en las leyes migratorias. Chacón funge como director ejecutivo de la Coalición Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribeñas (NALACC), cuya sede está en Chicago.</p><p> </p><h2>¿Cuál es el balance que hace NALACC de 2011 en cuanto al tema migratorio en Estados Unidos?</h2><p> </p><p>Es un año mayormente adverso, que nos deja un balance mayormente negativo, si uno lo ve desde dos puntos de vista. En primer lugar, la política de aplicación rigurosa de la ley de inmigración existente. Es una ley que data de 1996, concebida por el ahora presidente del comité de asuntos judiciales de la Cámara Baja, el representante Lamar Smith, de Texas, concebida con la idea realmente de cercar a las comunidades inmigrantes, particularmente la población sin papeles. Esa ley es la que lamentablemente se ha venido aplicando rigurosamente para decepción nuestra, porque muchos de nosotros esperábamos que con la administración Obama iba a haber una aplicación más sensata de la ley existente y no una aplicación ciega y rigurosa como ha sido el caso. Entonces esto conlleva a que, por ejemplo, si vemos los datos únicamente del año fiscal que culminó el pasado 30 de septiembre, el balance en cuanto a población deportada es verdaderamente preocupante, estamos hablando de 396,906 personas deportadas. Y de esa población, 377,510 personas son latinoamericanos. </p><p>La segunda tendencia que vemos es la proliferación de las leyes antiinmigrantes cada vez más represivas, ejemplificado especialmente por la ley de Alabama, que hasta la fecha lleva el título de ser la ley antiinmigrante más severa.</p><p>Pero esto no es aislado, es una tendencia que vemos en múltiples estados y el balance de esto también conlleva a que muchas familias, si bien no han sido necesariamente apresadas, detenidas y deportadas, sí son familias que han tenido que cambiar su curso de vida para poder quitarse del camino de estas leyes como la de Alabama, que definitivamente discriminan de una forma muy burda, en contra de personas que lucen, o que suenan como extranjeros.</p><p> </p><p>Es importante destacar el hecho de que la administración Obama ha hecho una decisión política de que le sale políticamente menos costoso seguir adelante con la ley de inmigración actual, aún cuando significa la deportación de tantas personas, de lo que le saldría tomar una postura más sensata, más humanista que pudiera haber conllevado a que muchas deportaciones no hubieran sucedido. </p><p> </p><h2>¿Es la crisis económica el marco para el resurgimiento de este tipo de legislaciones estatales dedicadas exclusivamente a criminalizar la migración sin documentos? </h2><p> </p><p>Hay que recordar que en septiembre de 1996, cuando se aprueba la ley para el control de la inmigración ilegal y la responsabilidad del inmigrante, concebida y diseñada por personas del perfil de Lamar Smith, un reconocido xenófobo, incluso racista, no llegó al grado de efectivamente criminalizar la presencia no autorizada desde el punto de vista migratorio. </p><p>Eso es lo que trató de hacer en 2005 el representante James Sensenbrenner y la ley HR 4437: La criminalización de la presencia no autorizada, y eso fue lo que conllevó a las enormes movilizaciones comunitarias que se vieron en la primavera de 2006 y que se logra neutralizar. </p><p>Pero lo que han hecho los sectores políticos antiinmigrantes es de manera muy meticulosa ir trabajando en estados donde saben que cuentan con apoyo mayoritario de votantes, particularmente de raza blanca, han ido poco a poco avanzando la noción de que la presencia no autorizada es un acto criminal, porque lo plantean como una violación a la soberanía de Estados Unidos, por tanto debe de ser considerado como un acto criminal.</p><p> </p><h2>El programa Comunidades Seguras ha sido criticado por separar familias y algunos condados o ciudades están valorando salirse de él. ¿Cuál es la postura de NALACC?</h2><p> </p><p>Nosotros definitivamente hemos sido líderes en avanzar la demanda de que el programa Comunidades Seguras debe ser abolido, porque es absolutamente errado en cuanto a su enfoque básico. La premisa de que para que las comunidades en Estados Unidos estén seguras la policía local debe pasar a ser un alguacil de la policía migratoria es simple y sencillamente un verdadero absurdo. El precepto básico del ejercicio de una buena función policíaca en cualquier vecindario es el grado de confianza que pueda llegar a tener de la población que se supone debe proteger. Cuando tú pones a la policía local en el rol de también ser policía migratoria en lugares del país, donde la población extranjera representa ya un porcentaje creciente, tú has creado para efectos prácticos una imposibilidad de llegar a contar con esa confianza. Si a eso tú le añades que en muchos lugares las personas que resultan ser los oficiales de policía son personas que siempre tuvieron y siguen teniendo prejuicios racistas o xenófobos en contra de personas que en su opinión pudieran ser extranjeros sin papeles. </p><p> </p><p> </p><h2>El 18 de diciembre se celebró el Día Internacional del Migrante y ustedes criticaron que Estados Unidos no ha ratificado la Convención de Protección de Derechos de los Trabajadores Migrantes.</h2><p> </p><p>Si uno analiza desde un plano más amplio, no solamente en cuanto a la Convención de los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus familias. Aquí se da una paradoja, Estados Unidos por un lado, es el país que le encanta autopromoverse como el más importante promotor y defensor de los derechos humanos en el mundo, pero cuando tú revisas cuántas de las convenciones internacionales en el marco de Naciones Unidas han sido ratificadas por Estados Unidos, descubres que prácticamente no ha ratificado ninguna de estas importantes convenciones, incluyendo la Convención del 90 sobre los derechos de las personas migrantes y sus familias. Y esto es porque Estados Unidos se ve a sí mismo como un país con un marco jurídico cualitativamente superior al marco jurídico internacional. </p><p> </p><h2>De cara a la base más conservadora, el discurso de los precandidatos republicanos, en general, es de dureza contra la inmigración, pero este año el que gane deberá cortejar el voto hispano en estados clave, ¿cree que los latinos volverán a favorecer al presidente Obama? </h2><p> </p><p>El presidente Obama es considerado por muchos sectores de la sociedad estadounidense como un presidente con una gestión decepcionante desde el punto de vista de grandes temas que le interesaban a la gente, que la gente aspiraba que un presidente demócrata iba a comenzar a corregir. Claro, esto no quiere decir, que el estar decepcionado con Obama, que la gente se sienta motivada a ir a votar con un Newt Gingrich o por un Mitt Romney, porque tampoco son figuras que inspiran positivamente. Creo que el voto latino sufre hasta esta fecha todavía de un problema real que es falta de organización y falta de contundencia en cuanto a no haber llegado a ser, hasta la fecha, un voto incuestionablemente decisivo para un partido u otro.</p><p> </p><p> </p><h2>¿Cree que en un eventual segundo mandato el presidente Obama tendrá un panorama más favorable para impulsar la reforma migratoria?</h2><p> </p><p>Honestamente creo que si no fuese por la crisis económica que comienza a golpear con tanta fuerza, incluso antes de que Obama llegara a la Casa Blanca, creo que ya hubiéramos comenzado un proceso, quizás no de reforma estructural, sino un proceso gradual de ir cambiando la ley de inmigración de tal manera que esté más en sincronía con la realidad.</p><p> </p><h2>Estados Unidos sigue en crisis, pero las remesas a El Salvador no han disminuido, ¿cuál es la lectura que hacen de esa situación?</h2><p> </p><p>A mí no me extraña de que las remesas no muestren un patrón de decaimiento, más bien lo que vemos es una continuidad del patrón de envío tan generoso de remesas a nuestros país de origen.</p>

Lee también

Comentarios

Newsletter