Astillas

Astillas
Enlace copiado
Enlace copiado
La nostalgia, como las nubes, siempre suelta lluvias de estación.

Mayo sale de su refugio veraniego cargado de obsequios refrescantes que les va entregando a las ansiosas arboledas que salen a recibirlo.

El San Salvador de antaño se imaginaba a sí mismo como un París en miniatura. ¡Bendita ilusión!

Lee también

Comentarios

Newsletter