En 2012 crece cifra de menores deportados

En lo que va del año 730 niños han sido retornados. La principal razón que lleva a los menores a realizar el desplazamiento es la reunificación familiar.
Enlace copiado
En 2012 crece cifra de menores deportados

En 2012 crece cifra de menores deportados

Enlace copiado
<p> </p>Las autoridades migratorias recibieron a 730 menores deportados hasta el 30 de julio, cifra que se acerca al total reportado en todo 2011. La mayoría son hombres.<p>Según la Dirección General de Migración, en 2011 fueron deportados un total de 815 menores.</p><p> Hasta el 30 de julio regresaron vía terrestre 630 menores, que representa el 8% del total de población deportada.</p><p> Por vía aérea fueron repatriados 100 menores, equivalente al 1% del total de deportados. </p><p> También coinciden los datos del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia (CONNA) que cuenta con datos desde marzo, tras establecerse la junta de protección de San Salvador, explicó la directora, Zaira Navas.</p><p> La directora informó que ellos registran que un 84.7% de los menores deportados son varones. Y del total de repatriados, 95.44%, tienen entre 12 y 18 años de edad.</p><p> Además, expresó: “Es preocupante que tengamos un 4.55% de casos en que son niños menores de 12 años” que realizan la ruta hacia Estados Unidos y, de los pocos casos que llegan a la junta de protección, la mayoría desea repetir el viaje.</p><h2>Causas</h2><p>Diversos entes coinciden en que volverse a unir con la familia es de las causas principales de la migración.</p><p> El viceministro de Salvadoreños en el Exterior, Juan José García, dijo que las oficinas de protección consular al sur de México y en Monterrey “nos muestran precisamente un buen porcentaje de menores viajando para reunificarse con sus familias en EUA”, dijo.</p><p>Un estudio de la Fundación Dr. Guillermo Manuel Ungo (FUNDAUNGO) sobre niñez y migración reveló que cerca del 58% de niños cuyos padres han migrado desean intentar el viaje para reunirse.</p><p> Entre los niños y adolescentes con padres presentes, el 42% contestó que alguna vez pensó en ir a EUA para conocerlo, estudiar o vivir mejor. Como segunda razón una mejor situación económica; y tercero, por la delincuencia.</p><p> El estudio fue realizado en cuatro municipios: Nueva Concepción, Pasaquina, Soyapango y San Esteban Catarina.</p><p> Alberto Enríquez, de Afan Consultores, que trabajaron también en la elaboración del informe, expresó que hay un doble impacto de la migración de los padres.</p><p> Por un lado se constata la mejora en la situación socioeconómica de los menores pero a la vez refleja rebeldía y sentimiento de abandono que se muestra en la sociedad.</p><p>Enríquez señaló que no hay por ahora programas destinados a apoyar a estos menores ni a sus familias, y maestros para lograr “su plena integración, que de alguna manera compense la falta o la ausencia de sus papás”. Agregó que actualmente no “hay muchos estudios de qué está pasando con la familia salvadoreña y cuál es el tipo o los tipos de familia que hoy tenemos en El Salvador”.</p><h2>Atención a menores</h2><p>Relaciones Exteriores, Migración y CONNA son las entidades involucradas en la recepción de los menores migrantes.</p><p>García dijo que existe convenios con los países de la región y México para el tratamiento de los niños migrantes no acompañados.</p><p> “Son enviados al país en condiciones distintas al resto de deportados y estamos trabajando con el ISNA para su entrega a sus familiares acá o su tratamiento dado los casos particulares”, explicó el viceministro.</p><p>También se capacita a funcionarios, como Oficiales de Protección Infantil (OPI) especializados en atender a esta población.</p><p> Eunice Ollán, jefa de Atención al Migrante, comentó que el proceso, desde que se ubica al menor hasta que llega al país, dura en promedio de tres días. Si viajan solos el proceso puede tomar hasta una semana. Una vez en el país si son mayores de nueve años se les entrevista, pero usualmente los menores de esa edad viajan acompañados, detalló.</p><p> Navas, del CONNA, expresó que cancillería se encarga de localizar a los familiares. Si en un plazo de 12 horas no se ha logrado un contacto, el menor pasa a la junta de protección, que emitirá una declaración que permitirá llevarlo a un centro del Instituto Salvadoreño de la Niñez y Adolescencia (ISNA). Agregó que un menor puede pasar bajo cuidado de la junta por 15 días.</p><p>Cumplido ese plazo y sin contactar a los familiares, será un juzgado especializado de protección de niñez y adolescencia que decidirá si continuar con la búsqueda o mantenerlo en el centro.</p><p>Sin embargo, señaló Navas, muy pocos menores pasan a la institucionalización, ya que siempre hay un familiar a cargo.</p><p> Gilma Pérez, del Instituto de Derechos Humanos de la UCA, dijo que habría que verificar “dónde se están produciendo estos eventos de localización de los niños y cómo están ocurriendo las deportaciones” y si los acuerdos están funcionando.</p><p>A su juicio, colocar a los niños como sujetos universales de protección podría ponerlos en otras perspectiva para las autoridades migratorias y verificar si se puede abrir espacios en los lugares de “tránsito, de origen o destino según la conveniencia y los intereses del niño y las condiciones de los padres”.</p><p>Reconoció que esta es una situación compleja, en que se debe decidir si el interés superior del niño está en el retorno a su país o en la reunificación familiar.</p>

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter