La ginebra

La semana pasada, en mi programa de radio “Laser Gourmet”, tuve de invitado a un mixólogo de una marca muy reconocida de ginebra en nuestro país.
Enlace copiado
La ginebra

La ginebra

La ginebra

La ginebra

Enlace copiado
Platicando con él, me comentó que la ginebra o gin, en inglés, increíblemente fue creado para fines médicos en Holanda, por un químico holandés, en el siglo XVII. Esta bebida, que es elaborada con bayas de enebro, (la fruta de un árbol con el mismo nombre), posee importantes beneficios para la salud y para el sistema digestivo, por que ayuda a las personas que tienen malestares menores de estómago, flatulencias y cólicos intestinales; también ayuda notablemente a bajar los niveles de azúcar en la sangre. Luego, en el siguiente siglo, en Inglaterra, la bebida se popularizó gracias a que los precios del brandi francés subieron de precio y se establecieron pequeñas destilería de gin en Londres. Por su bajo precio, buen sabor, pero alto en contenido alcohólico (40 grados) causó una epidemia de alcoholismo. Pero hablamos de hoy y las ventajas de mezclas que existen. El coctel mas famoso es el gin-tonic, elaborado con agua tónica y que va muy bien con esta bebida, por que es un poco amarga por ser elaborada con quina, que es un alcaloide que se extrae de la corteza del árbol del mismo nombre; luego, recomiendan los expertos, hacer combinaciones con cítricos como el limón, la mandarina, la naranja e incluso con toronja, pero no es necesario mezclarlo con el jugo de estas frutas, más bien es ocupar el sumo de la cáscara en cantidades mínimas, que hace que levante los sabores. Pero como toda bebida alcohólica de alto grado,  hay que tener cuidado con su ingesta, para no pasar una que otra vergüenza. Disfrute el gin con su mezcla favorita con moderación.

Lee también

Comentarios

Newsletter