Ofrecen ayuda para repatriar a salvadoreños fallecidos en Maryland

 Conmoción por muerte de cinco salvadoreños en Maryland.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>El Gobierno salvadoreño, empresas de la zona y la comunidad en general se movilizaron ayer para ayudar a los familiares de los cinco compatriotas fallecidos el martes, debido a intoxicación con monóxido de carbono en Oxon Hill, Maryland.</p><p>El equipo de fútbol D.C. United, que juega en la Liga Mayor de Fútbol de Estados Unidos (MLS), anunció en un comunicado un donativo para ayudar a la repatriación de los cadáveres. La entidad deportiva dijo que el donativo lo haría directamente al Fondo Solidario para los Salvadoreños en el Exterior (FOSSALEX), establecido para ese fin.</p><p> El apoyo de parte del D.C. United fue solicitado por la Embajada de El Salvador en Washington, informó ayer la sede diplomática en un comunicado.</p><p>Más temprano, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que ya se habían girado instrucciones a la embajada, al Consulado General en Washington, D.C. y a la Dirección de Gestión Humanitaria para que colaboraran en todos los trámites que la familia de los fallecidos necesite.</p><p>Ayer, parientes y amigos de las víctimas se acercaron a la vivienda en Oxon Hill, donde el martes pasado autoridades del condado Prince George's, Maryland, localizaron los cadáveres.</p><p>Tres de las cinco víctimas mortales eran parientes y los otros dos huéspedes, se informó.</p><p>Los fallecidos son Óscar Chávez, de 57 años; Sonia Chávez, de 54; Nora N. Leiva, de 57, de Chicago; Francisco Javier Gómez Segovia de Fairfax, Virginia; y Nelson Enrique Landaverde Alas, 44.</p><p>Un compatriota que se congregaba con ellos en una iglesia pentecostal dio detalles de los lugares de donde eran originarios.</p><p> Javier Gómez Segovia era oriundo del cantón Valle Alegre, San Miguel.</p><p>Óscar Chávez era originario de Valle Alegre, San Miguel. Mientras su esposa, Nora, y su cuñada Sonia, de La Libertad.</p><p>Landaverde habría nacido en Suchitoto, Cuscatlán, pero su familia reside en Soyapango, informó la fuente.</p><p>El martes, autoridades del condado aseguraron que la investigación se centraba en el tubo de escape roto de un horno.</p><p>Este tenía incluso hoyos por los que pudo salir una concentración peligrosa de monóxido de carbono hacia la casa. Una reciente ola de frío pudo haber influido para activar el horno, dijo Mark Brady, vocero del Departamento de Bomberos en el condado de Prince George Brady, a la agencia AP.</p><p>El monóxido de carbono, gas sin olor ni color, puede ser mortal si se respira en niveles elevados.</p>

Lee también

Comentarios

Newsletter