Lo más visto

Más de Cultura

Heavy metal y danza contemporánea en "Detrás del espejo"

Del 20 al 22 de septiembre se realizará la cuarta muestra de danza contemporánea en el Teatro Nacional de San Salvador, titulada: "Detrás del espejo", que junta a bailarines y a una banda de heavy metal.

Enlace copiado
Recta final.  Bailarines y músicos continúan armonizando la obra para presentar en las tablas del teatro una pieza digna de recordar en cada una de las funciones.

Recta final. Bailarines y músicos continúan armonizando la obra para presentar en las tablas del teatro una pieza digna de recordar en cada una de las funciones.

Enlace copiado

Luego de llevar al escenario los montajes escénicos: "Área gris" (2016), "Carmen una y otra vez" (2017) y "Entre meridianos y paralelos" (2018), llega el turno de esta obra que tiene en la dirección general a Xucit Cuestas, en la artística, a los maestros Francisco Castillo e Iván Parada; y en la coreográfica, a la debutante Claudia Peña.

El elenco está conformado por bailarines de la Escuela Nacional de Danza "Morena Celarié" y los músicos de la banda de heavy metal "Cultura Rock", provenientes del programa social de la casa de la cultura de Mejicanos.

Fue hace dos años cuando "Detrás del espejo" empezó a tomar forma a través de un poema escrito por Castillo, quien quiso plasmar en versos las ideas que tenía en mente sobre "esa parte del ser que a veces queremos ocultar, pero que siempre vemos detrás de nosotros", cuenta.

Es así que comentó con sus colegas, Parada y Erick González (de grata recordación), sus ideas, y les pidió como ejercicio que definieran qué era para ellos un espejo o estar detrás de él. Uniendo los conceptos de los tres se dio paso final a la obra que por 70 minutos será ejecutada en tres veladas en esta capital.

"Reflejo fugaz, promiscuo indicio de madurez o simple pensamiento fragmentado de imágenes rotas e inadecuadas de vida", se lee en uno de los versos de "Detras del espejo" que, ya en el escenario, acaba por ser una suerte de movimientos de expertos bailarines acompañados desde el fondo, por la música experimental que surge de la creatividad e improvisación de los rockeros.

"La base fundamental es la escena, los movimientos y (luego) los ritmos, y basándose en eso es que van a proceder los diferentes sonidos, acompañados del piano, bajo, guitarra y el ruido (como tal)", apunta por su parte el director musical, René Muñoz.

La decisión de que la obra tuviera en escena a músicos tocando en vivo no surgió con la concepción de la muestra de danza; vino recién este año y derivó en una banda de heavy metal, apenas hace tres semanas, de acuerdo a lo explicado por Castillo.

Es ahí donde Muñoz, que está en el ámbito de la música experimental desde 1993 y es actual músico del ballet folclórico nacional, surge para "no enseñar nada", como el mismo cita; sino para solo dejar a los músicos ser.

"Mientras la obra se desarrolla, les dejo que jueguen y (solo) les coordino dónde, cuándo, en qué momento (sonar) y (mi hacer es) dejarles que fluyan. Cuando descansamos les hago alguna observación, pero el propósito es que ellos sencillamente creen (música), no hay protagonistas", se sincera.

Así, los chicos que previo a aventurarse a este peculiar estilo musical hacían sonar sus guitarras fuertes y distorsionadas, el bajo y la batería de manera más densa y cantaban con voces muy agudas; ahora también emiten sonidos (además de los instrumentos tradicionales) con ventilador, bolsas plásticas, varillas, tubos de cartón, papel y cualquier otro objeto que, básicamente, haga ruido o establezca un patrón.

"No hay rock porque esto es una especie de música bien abstracta. La obra es un acompañamiento. En algunas escenas sí se hará algo (puntual). Recrearemos unos efectos cuando están haciendo una especie de solo las parejas o hay crisis existenciales; lo demás simplemente surge", completa Muñoz.

Para la coreógrafa Peña, este tipo de presentaciones siempre dejará un mensaje en quienes la presencien. "‘Detrás del espejo’ habla mucho sobre la existencia del ser humano y se presta para diferentes temas. Cuando uno va a ver danza contemporánea es como ver qué está diciendo el cuerpo y si le dice algo para su vida hemos ganado como artistas", apunta.

Lo importante es el proceso

Mientras tanto, el maestro Juan Carlos Quintanilla, director de "Cultura Rock", detalló que la incorporación de los músicos en esta obra no es por "la música en sí"; sino, "el proceso" en el que se sumergen.

"Todos viven en zonas de alto riesgo, (por eso) no es el contenido; sino el proceso, porque les estamos sacando de grupos y actos delictivos. Cada día que pasan en la casa de la cultura no solo no reciben; sino que tampoco dan violencia. Les estamos rescatando y hasta quisiéramos que fueran más", describe.

Quintanilla también fue parte del ballet folclórico nacional hace 26 años y desde hace dos años es maestro de música en la casa de la cultura de Mejicanos que bien recibe a unas 100 personas cada mes.

Tags:

  • heavy metal
  • danza contemporánea
  • cultura

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines