Lo más visto

Más de Cultura

José Ovejero, escritor español: "Toda generación es injusta con otras"

José Ovejero explora la tecnología para mejorar la interacción. El español es autor de novelas como "Las vidas ajenas", "La comedia salvaje", "La invención del amor" o "Los ángeles feroces". También tiene poemarios, ensayos y cuentarios.
Enlace copiado
Algunas obras.

Algunas obras. "La invención del amor" ganó el Premio Alfaguara.

Enlace copiado

El escritor español José Ovejero, un pionero en el uso de la tecnología para reforzar la interacción entre el autor y sus lectores, defiende esa experiencia, aunque respeta la posición de colegas que mantienen posturas más conservadoras. Ovejero dialogó con dpa sobre ese tema y otros de su proceso creativo y de la actualidad literaria durante su visita a Lima para participar en la XXIII Feria Internacional de Libro.

¿Cómo es la experiencia de interactuar con el lector?

Me interesa mucho trabajar con finales que dan pie a que el lector siga imaginando. Una historia en principio no se acaba nunca, pero hay un momento en que ese mundo creado se lo pasas al lector para que siga imaginando. Y cuando el lector asume el papel empiezan a aparecer mundos que el autor no pensaba.

¿A esa interacción le ayudan las nuevas tecnologías?

Un libro en papel tiene principio y fin, pero en internet todo es potencialmente infinito. Por ejemplo a mi novela "Los ángeles feroces" puedo añadirle capítulos, seguir recreando. Y luego es el juego con los lectores, me discuten, a veces no están de acuerdo, y generas un juego literario y metaliterario.

¿Esas variaciones tecnológicas definen un nuevo momento en la literatura?

Hay intereses que dependen en buena medida de la generación en la que uno se desarrolla. Hay escritores más flexibles, más dispuestos a aprender, más curiosos y otros que prefieren conservar su mundo y me parece perfectamente respetable. Uno no tiene por qué escribir para satisfacer. Uno escribe lo que escribe, es quien es y te interesas por lo que te interesas. No soy fanático de las nuevas tecnologías, pero se han convertido en parte de mi vida.

¿Y aumenta el riesgo de hacer muchas concesiones al lector?

Eso se ha hecho siempre. ¿Qué sería la novela romántica sin concesiones? Al final hay beso y todos son felices. El mundo literario también es un mercado. Lo que pasa es que nos llaman la atención las concesiones nuevas y entonces tendemos a criticar a las generaciones siguientes. Toda generación es injusta con las otras.

A propósito de generaciones, pero de receptores, se dice que las nuevas tienden a ser más "audiovisuales" y que eso es malo para la literatura...

Cada época tiene formas de comunicar... Esta oleada de la cultura audiovisual ofrece muchas cosas y si es competencia pues me parece bien que la literatura compita ¿por qué no?

Además, un libro cuesta poco, puedes escribir para una minoría y olvidarte casi del mercado. Eso en cine o televisión es casi imposible, tienes que cubrir costes. Hay riesgo de banalización pero no por el medio en sí, ya que están saliendo series o películas muy interesantes. Veo más riesgo para la literatura en el celular y los mensajes de texto...

¿Qué enseñanzas deja el trabajo con la ficción?

Uno aprende cosas pero no sabría decir cuáles. Siempre doy el ejemplo de (León) Tolstoi. Cuando escribió "Ana Karenina" tenía la idea de una mujer frívola, un poco tonta, pero quedó insatisfecho y escribió de nuevo hasta llegar a un personaje completo. ¿Qué aprendió Tolstoi ahí?, a lo mejor de una manera consciente nada, pero de una manera inconsciente comprendió algo sobre la mujer que no sabía y que probablemente integró en su vida.

Al crear personajes parte de conocimientos psicológicos o el proceso es inverso?

No lo pienso en términos teóricos. Dejo que mis personajes vayan surgiendo a partir de situaciones y luego curiosamente ellos se ajustan a estructuras que se pueden encontrar en definiciones psicológicas, pero es un resultado intuitivo de trabajar su lógica interna, sus fracturas, sus miedos, sus deseos.

Tags:

Lee también

Comentarios