Lo más visto

Más de Cultura

Jóvenes artistas de Morazán llevan teatro a migrantes en albergues de Tijuana, México

Un grupo de jóvenes artistas, originarios de Morazán, visitó un albergue de migrantes refugiados en Tijuana, para convivir con ellos y contar sus historias a través de representaciones teatrales.

Enlace copiado
Jóvenes artistas de Morazán llevan teatro a migrantes en albergues de Tijuana, México

Jóvenes artistas de Morazán llevan teatro a migrantes en albergues de Tijuana, México

Enlace copiado

Historias desgarradoras de mujeres que huyen de su pareja que las maltrata; familias completas que escapan por amenazas, extorsiones y, en otros casos, situaciones políticas, son algunas de las muchas historias que acarrean los migrantes refugiados en Tijuana, México. Situaciones de vida que ellos mismos relataron a los jóvenes de la Juventud Artística de los Quebrachos (JAQ), de Morazán, y luego ellos las interpretaron teatralmente.

El ejercicio, que se realizó hace algunas semanas, buscaba llevar entretenimiento, consuelo y, sobre todo, esperanza a los cientos de migrantes que permanecen en dicha zona para descansar y luego retomar su camino hacia Estados Unidos.

Los jóvenes de JAQ provienen de familias repatriadas que permanecieron en Colomoncagua, Honduras, durante la época del conflicto armado en El Salvador. Esto les permitió rápidamente conseguir identificarse con los migrantes, tener empatía, cercanía y comprender las historias de vida de cada una de las personas en los refugios.

Durante el encuentro pudieron compartir con personas centroamericanas, suramericanas, africana y del Caribe, así como de otras nacionalidades, y realizaron conversatorios para conocer  a fondo la realidad de las personas que se resguardan en dicho lugar.

En el lugar hay un  letrero que conmociona a los visitantes, comentaron, este dice: “Tijuana, aquí empieza la patria”  y también se pueden leer algunos nombre de las personas que han muerto en su intento por cruzar. 

“Una cosa es lo que uno percibe desde su país, y otra muy diferente lo que ahí se está viviendo, es algo muy conmovedor”, manifestó Silvia Argueta, una de las integrantes de JAQ.

Todos los migrantes tienen ansias de ser escuchados, reflejan en su rostro el deseo y la necesidad de contar algo, aseguran los artistas. En el lugar pudieron encontrarse con una persona originaria de Morazán, quien al conocer de donde provenían los jóvenes, sonrió y lloró, los abrazó como si de su propia familia se tratara, relató Daniel Martínez, también de JAQ.

Las visitas a los alberges se realizaron  a través de Actuemos, una Organización no Gubernamental con sede en San Salvador y Mejicanos, cuyo director,  el profesor Norbert Roos de la Universidad de Vanderbilt en Tennessee, Estados Unidos, actualmente está realizando una investigación sobre la violencia contra los niños en El Salvador.

Roos viene preparando desde septiembre de 2018, junto a los jóvenes de JAQ, una nueva modalidad el teatro Playback, una forma original de teatro de improvisación en el que la audiencia cuenta sus historias de vida, que luego son representadas en el espectáculo.  

Un primer ejercicio de esta naturaleza se hizo con personas originarias del norte de  Morazán, quienes, huyendo de la guerra, se habían refugiado en Honduras. Ahí nació la idea de llevar esta modalidad teatral gasta los albergues en Tijuana, dijo Roos. 

“El teatro no pretende resolver los problemas, sino a darles la oportunidad a las personas de ser escuchados, que conozcan que hay más quienes tiene ese mismo problema”, afirmó por su parte Daniel Martínez, actor y coordinador del grupo JAQ.

Algunos de los albergues que se visitaron fueron Movimiento juventud 2000, Embajadores de Jesús (Iglesia), Roca de salvación y ProAmore, todos estos en Tijuana.

Después de once años de trabajar en el teatro tradicional, por primera vez Herbert Martínez, experimentó algo diferente a lo que ya conocía. “Me sirvió para conocer acerca de estos temas que antes pudieron ser ideas vagas, algo totalmente  diferentes a las historias que normalmente nos cuentan de lo que hacer ese viaje implica”, expresó 

Los jóvenes JAQ se preparan para un conversatorio en la comunidad Segundo Montes, en Morazán. De esta  experiencia, los actores esperan hacer una obra de teatro sobre la situación de los migrantes para presentarla en El Salvador. 

Lo principal fue tomar conciencia de lo que estas personas están viviendo, escucharlos. La migración ya no es una situación abstracta, es decir ya no es algo desconocido, ha transcendido y algo que se seguirá dando, añadió el director de Actuemos. “El teatro ayuda a concientizar y a humanizar a las personas”, añadió.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines