Lo más visto

17,512 menores salvadoreños detenidos en EUA en 2016

Luego de que en 2015 el país logró recortar el flujo migratorio a la mitad, este año fiscal 2016 se cierra sobrepasando el récord de detenciones de menores no acompañados de 2014, año en el que el gobierno de Barack Obama reconoció una crisis humanitaria.
Enlace copiado
Éxodo.  La historia de 2014 se ha repetido en 2016 para el país. En el panorama global el flujo migratorio aumentó en un 23 % respecto a 2015.

Éxodo. La historia de 2014 se ha repetido en 2016 para el país. En el panorama global el flujo migratorio aumentó en un 23 % respecto a 2015.

17,512 menores salvadoreños detenidos en EUA en 2016

17,512 menores salvadoreños detenidos en EUA en 2016

Enlace copiado
El número de menores salvadoreños no acompañados aprehendidos en la frontera sur de Estados Unidos en los últimos 12 meses rebasó la cifra registrada durante el mismo período de 2014, año de la crisis humanitaria decretada por el presidente de ese país, Barack Obama.

Esta también es la mayor cantidad de detenciones de niños para el país en los últimos ocho años, según el conteo de la Patrulla Fronteriza actualizado ayer, y que cuenta desde del 1.º de octubre de 2015 al 30 de septiembre de 2016.

Este año fiscal 2016 El Salvador lo cierra con 17,512 capturas de menores no acompañados, 1,512 de estas fueron hechas en septiembre. El país se mantiene también como el segundo del que proviene la mayoría de niños detenidos, después de Guatemala.

En 2014 el presidente Obama reconoció que en la frontera estadounidense se vivía una “crisis humanitaria” debido al repentino aumento del flujo migratorio de centroamericanos, especialmente de niños que viajaban solos. Su administración se vio obligada a habilitar albergues para estos menores. Ese año llegaron 16,404 niños de El Salvador.

Entre el Triángulo Norte y México se contaron 68,445 arrestos de niños. En 2016 fueron 59,692.

Los Gobiernos de Estados Unidos y El Salvador han recurrido a las campañas de información y sensibilización para desmotivar la migración irregular y en el año fiscal 2017 –abierto desde el 1.º de octubre– seguirán enfocados en reducirla mediante el abordaje “de las causas de la migración: inseguridad, escasez de oportunidades económicas y la necesidad de fortalecer las instituciones”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA un portavoz de la embajada de Estados Unidos en El Salvador.

Estas son las mismas condicionantes para que el Gobierno estadounidense libere los fondos aprobados para el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, que está direccionado a atender de raíz las causas de la migración indocumentada.

Sin embargo, expertos en este ámbito opinan que estos esfuerzos sí son necesarios, pero no son suficientes. Nelson Castillo es abogado de inmigración en Estados Unidos y ha llevado casos de niños migrantes de los que ha recabado que “son múltiples las razones (que los llevan a emigrar). Algunos hablan de porque han estado separados de sus padres por muchos años y quieren reencontrarse con ellos. Algunos quieren tener una mejor vida dentro de Estados Unidos”.

Temen por sus vidas

Castillo también reconoció que hay “una categoría más”, que es la de “muchachos que están siendo acosados por maras, buscados o tratados de ser reclutados, o extorsionados, o una combinación de todas esas cosas. Temen por sus vidas y quieren buscar ayuda acá en Estados Unidos, estén solos o que tengan un familiar en este país”.

En este punto la experiencia del experto es congruente con un informe que Amnistía Internacional (AI) presentó la semana pasada en Nicaragua en la que revisa el éxodo indocumentado en América.

AI concluyó que la crisis migratoria se alimenta de la incapacidad de los Gobiernos del Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala) para atender la violencia generada por las pandillas. Señaló que los dirigentes de estos países tienden a minimizar el problema e intentan también esconderlo bajo la sombra del Plan de la Alianza para la Prosperidad.

Amnistía destacó que la olla de presión atizada por las condiciones violentas en la región centroamericana explota luego de que las familias son víctimas de desplazamientos internos. Cuando esto no es suficiente es que deciden ir más lejos y emigrar de sus países de origen sin documentos.

Entre niños y adultos, El Salvador registró en el año fiscal 2016 44,626 de sus ciudadanos detenidos en la frontera, según los datos de la Patrulla Fronteriza.

“Junto a la concienciación que hay que dar, también poner el dinero detrás de eso. Crear oportunidades para todas estas personas, comenzando por seguridad personal, un sistema de educación excelente, oportunidades económicas para que sus padres –porque muchas de estas personas no están trabajando, están siendo mantenidos por adultos– tengan la oportunidad de trabajar”, opinó Castillo.

“Estamos trabajando en una cantidad de esfuerzos por disuadir la migración ilegal, incluyendo el apoyo a una economía mejorada y ambiente de seguridad en El Salvador a través de nuestro apoyo al Plan El Salvador Seguro”, aseguró el portavoz de la embajada.

Sin embargo, el informe de Amnistía detalla que en el país la “pobreza, falta de empleo y separación familiar” no son causas nuevas de la migración. Lo que “sí es nuevo es tener la tasa de homicidio más alta del mundo fuera de una zona de guerra”.

Por su parte, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, sentenció en sus comentarios adjuntos a la documentación de la Patrulla Fronteriza que se necesita una reforma migratoria que solo el Congreso puede proveer. “Es mi profunda esperanza que el próximo Congreso al fin atienda estos y otros temas, y decrete una reforma migratoria exhaustiva”, reconoció.

Tags:

  • estados unidos
  • inmigracion
  • menores migrantes
  • triangulo norte
  • centroamerica
  • pandillas
  • violencia
  • barack obama

Lee también

Comentarios