420 familias han solicitado refugio para sus hijos a EUA

Un programa que inició en diciembre ofrece a padres con estatus legal en Estados Unidos pedir refugio para sus hijos que están en sus países de origen.
Enlace copiado
Riesgo. Una menor centroamericana viaja con familiares en un tren de carga en México, rumbo a la frontera con EUA. Ese país y la OIM impulsan un programa que permite a padres en EUA solicitar refugio para sus hijos.

Riesgo. Una menor centroamericana viaja con familiares en un tren de carga en México, rumbo a la frontera con EUA. Ese país y la OIM impulsan un programa que permite a padres en EUA solicitar refugio para sus hijos.

420 familias han solicitado refugio para sus hijos a EUA

420 familias han solicitado refugio para sus hijos a EUA

Enlace copiado
Un programa que busca otorgar refugio a menores salvadoreños, guatemaltecos y hondureños cuyos padres viven legalmente en Estados Unidos ha recibido desde diciembre 552 peticiones, informaron ayer oficiales del Gobierno estadounidense.

De las peticiones hechas hasta la fecha, la mayoría pertenecen a salvadoreños con 420 casos, dijo Sean Hantak, oficial del Programa para la Admisión de Refugiados para América Latina y el Caribe de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado.

El programa fue anunciado por el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, como una alternativa al flujo de menores indocumentados no acompañados que cruzan la frontera para reunificarse con sus padres.

Solo en el año fiscal 2014 (octubre 2013 a septiembre de 2014) cruzaron 68,000 menores no acompañados, la mayoría de Honduras, Guatemala y El Salvador, situación que llevó al Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, a decretar una emergencia en la frontera sur.

La presencia por segunda vez de Hantak en la región desde que inició el programa busca incentivar a padres que califiquen a que los casos de sus hijos sean estudiados si consideran que su integridad está en peligro.

Por el momento, según el funcionario estadounidense, ninguno de los menores solicitados ha viajado a Estados Unidos, ya que sus casos todavía están en trámite. La mayoría de casos se encuentran en la etapa de presentación de pruebas genéticas que comprueben el parentesco.

Inicio del trámite

El proceso inicia cuando un padre o madre inmigrante se acerca a una de las 300 oficinas de reasentamiento que existen en 180 ciudades de Estados Unidos.

Luego de que se le ayuda a llenar la solicitud, el progenitor debe someterse a exámenes genéticos (ADN).

En el caso de El Salvador, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) contacta con los menores de edad, en el orden en el que hayan sido presentadas por sus padres.

La OIM invitará a todos los menores a entrevistas de preselección, con el propósito de prepararlos para una futura entrevista con oficiales del Departamento de Seguridad Nacional.

Los menores también deben someterse a pruebas de ADN, con el fin de comprobar la relación biológica con sus peticionarios.

Si se confirma el vínculo biológico, DHS programará entrevistas para determinar si los menores son elegibles para el estatus de refugiados.

Hantak explicó que el niño o niña deberá demostrar que es víctima de persecución. “Para recibir un estatus de refugiado debe mostrar un temor bien fundado, específicamente con la entrevista con DHS, que caso por caso determinará el estatus”, afirmó.

En una visita anterior al país, el oficial dijo que “ser únicamente objeto de violencia generalizada o de pandillas, en particular, no significa que una persona sea idónea para la condición de refugiado”.

Claudia Guerra, oficial de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en el país, dijo que están divulgando el programa en Estados Unidos para que más familias de El Salvador, Guatemala y Honduras se enteren y busquen una alternativa legal.

Los padres que califican para solicitar estatus de refugiado a sus hijos deben ser residentes legales permanentes, beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), Acción Diferida o Salida Forzosa Diferida (DED).

Guerra explicó que aunque los residentes legales permanentes pueden pedir visa de inmigrante para sus hijos en el extranjero, hay límites de visa anuales en las diferentes categorías, lo que podría demorar el proceso, mientras que el programa de refugio podría ser una opción más expedita.

Las autoridades estadounidenses calculan que en el actual año fiscal 2015 (que finaliza en septiembre) no habrá un número significativo de casos, dado que inició en diciembre pasado.

Para el año fiscal 2015, hay una disponibilidad de 4,000 visas para la asignación regional en Latinoamérica y el Caribe.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter