Lo más visto

Activista EUA dice que Ortega dejó indefensos a los nicaragüenses con TPS

El presidente de Nicaragua no hizo esto para proteger a sus ciudadanos con TPS en EUA.   
Enlace copiado
Activista EUA dice que Ortega dejó indefensos a los nicaragüenses con TPS

Activista EUA dice que Ortega dejó indefensos a los nicaragüenses con TPS

Enlace copiado

El representante en Miami de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de Nicaragua, Roger Castaño, manifestó hoy su confianza en que el Congreso de EE.UU. protegerá a los nicaragüenses que perderán el Estatuto de Protección Temporal (TPS) y acusó al Gobierno de su país de no hacer nada por ellos.

"Al Gobierno de Nicaragua no le interesa el porvenir de los nicaragüenses en el exterior", dijo hoy a Efe Castaño, quien criticó que no se haya "personado" en Estados Unidos para ayudar a mantener ese beneficio que les permite residir y trabajar en EE.UU.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos anunció este lunes que las condiciones que llevaron a conceder el TPS a Nicaragua en 1998 por el paso del huracán Mitch "ya no existen" y, por lo tanto, "debe darse por terminado" ese estatuto especial del que se benefician 5.349 nicaragüenses.

Los nacionales de Nicaragua amparados por ese programa tienen plazo hasta enero de 2019 para abandonar Estados Unidos o solicitar "un estatus alternativo".

El Gobierno de Nicaragua no ha reclamado que se mantenga el TPS para sus connacionales, según destacó el Ejecutivo estadounidense al hacer el anuncio.

Para Castaño es "lamentable" tanto la decisión del Gobierno de Donald Trump como la falta de interés del de Daniel Ortega por sus connacionales, a los que ha dejado "indefensos", según dijo.

Sus esperanzas están depositadas en el Congreso estadounidense, donde hay iniciativas para beneficiar a todos los "tepesianos", como se les conoce popularmente, incluidos los de Haití, Honduras y El Salvador.

En el caso de Honduras el Gobierno de EE.UU. se reservó seis meses más para tomar una decisión.

Castaño elogió la postura del presidente este país, Juan Orklando Hernández, que ha ido a Washington a presionar para que no cancele el TPS a los hondureños y también ha enviado a algunos de sus ministros, y lo comparó con lo que ha hecho lo que llamó la "dictadura" de Nicaragua.

"El Congreso de EE.UU. tiene que actuar para que no se queden en un limbo legal", dijo el activista de derechos humanos, quien ha recabado el apoyo de varios congresistas hispanos, principalmente del sur de la Florida, para los "tepesianos" nicaragüenses.
 

En Florida, según Castaño, hay unos 300.000 nicaragüenses y en Estados Unidos la cifra llega a 600.000 ó 700.000.

El representante de la CPDH indicó que todavía queda más de un año para que los nicaragüenses beneficiarios del TPS tengan que abandonar el país y confió en que se reconocerán los derechos de personas que "llevan años viviendo acá, que trabajan, han pagado impuestos, comprado propiedades, abierto negocios y formado familias".

El congresista por Florida Mario Díaz-Balart mostró su "profundo dolor" y su "fuerte desacuerdo" con la decisión de eliminar el TPS a los nicaragüenses, personas que, dijo, tienen "raíces importantes" en el país.

Díaz-Balart dijo estar comprometido para encontrar una solución legislativa permanente e instó a la Casa Blanca a revisar su decisión sobre los nicaragüenses y a extender los TPS para haitianos, hondureños y salvadoreños, que expiran en los próximos meses. 

Lee también

Comentarios