Alarma por fin de TPS de haitianos

En la decisión de terminar el TPS para Haití, el DHS tomó en cuenta de forma estricta las causas originales del beneficio de 2010, a pesar de que el país fue golpeado por tres huracanes.
Enlace copiado
Salvación. La cancillería salvadoreña defiende que, sea cual sea su resolución para El Salvador en 2018, no será una que deba hacerse efectiva de inmediato.

Salvación. La cancillería salvadoreña defiende que, sea cual sea su resolución para El Salvador en 2018, no será una que deba hacerse efectiva de inmediato.

Enlace copiado

El anuncio que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) dio este lunes de terminar con el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) de Haití puede traer un importante precedente para las futuras decisiones de Estados Unidos sobre este beneficio migratorio. Abogados y expertos de inmigración coinciden en que ahora esa nación está siendo más rígida con su política de protección “temporal”, lo que pondría en la cuerda floja el TPS para países como El Salvador y Honduras, que llevan casi dos décadas con designaciones de TPS.

Además, la embajadora de Estados Unidos en El Salvador volvió a traer a la luz ayer que “el TPS siempre ha sido un estatus temporal; es una herramienta para una situación de emergencia, y en el caso de El Salvador ya lo tuvimos por 16 años. Cada año tenemos que justificar que la situación actual es resultado de los terremotos de 2001, y cada vez es más difícil”.

El DHS dijo el lunes que “las causas originales” de un terremoto que sufrió Haití en 2010 ya no están vigentes.

“Cada año tenemos que justificar (para pedir el TPS) que la situación actual (en El Salvador) es resultado de los terremotos de 2001, y cada vez es más difícil hacerlo”.  
Jean Manes, embajadora de EUA en El Salvador

Hace solo seis meses que el entonces secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, determinó que esas condiciones seguían vigentes, pero este lunes por la noche Duke decidió que ya no, reflexionó el Centro para el Progreso Americano (CAP, en inglés).

El abogado de inmigración Nelson Castillo acotó ayer en una publicación que “la acción indica que el Gobierno está revisando muy de cerca sus políticas para amparos temporales, y esta medida podría significar que finalizarán el programa para Honduras (...) y para El Salvador”.

Haití fue designado con TPS el 21 de enero de 2010 debido a un terremoto devastador. El Salvador, que recibirá el anuncio del DHS en enero de 2018, es beneficiario del TPS desde el 9 de marzo de 2001, a raíz de dos terremotos que ocurrieron en enero y febrero de ese mismo año. En un inicio eran alrededor de 250,000 salvadoreños beneficiados. La cifra se ha reducido a 190,000.

Nicaragua y Honduras fueron designados con TPS el 5 de enero de 1999 debido al huracán Mitch.

Pero Nicaragua perdió ese estatus temporal el seis de noviembre. Honduras ganó seis meses de gracia antes de la decisión final.

Ahora, los haitianos tienen la protección hasta el 22 de julio de 2019, y a partir de esa fecha su situación migratoria es incierta.

Las cartas del futuro de los “tepesianos” están ahora en las manos del Congreso, donde ya hay dos legislaciones –a las que El Salvador apuesta– que podrían salvarlos. La misma Duke ha hecho un llamado al Congreso para que aprueben una legislación que permita evitar la deportación de unos 300,000 inmigrantes y les dé alguna solución estable.

“La decisión de poner fin al TPS para Haití se tomó tras una revisión de las condiciones bajo las que la designación del país fue incorporada originalmente (...), como lo requiere la ley”.  
Departamento de Seguridad Nacional, sobre fin del TPS

La decisión del DHS de no tomar en cuenta la devastación dejada en Haití por el paso de los huracanes María, Irma y Matthew fue denunciada por el CAP.

“Esto es importante porque sugiere que el Departamento (de Seguridad Nacional) está adoptando una nueva y extremadamente estrecha interpretación del estatuto para el TPS que ignora grandemente eventos postdesignación”, señaló Tom Jawetz, el vicepresidente de política de inmigración del CAP.

El abogado Castillo, quien es miembro del Colegio de Abogados de Nueva York, agregó que, ante este panorama, los beneficiarios deben usar este tiempo para buscar un estatus migratorio permanente.

Por su parte, Alianza Américas, que aglutina a 45 organizaciones en Estados Unidos y que es dirigida por un salvadoreño, dijo ayer que Haití “permanece inestable. Unos 60,000 sobrevivientes del terremoto de 2010 aún no tienen hogar en 2017. Un brote reciente de cólera ha matado a 9,500 haitianos y ha dejado a otros 900,000 gravemente enfermos. El paso del huracán Matthew en octubre golpeó al país fuerte, dejando a 1.2 millones de haitianos sin agua potable”.

La secretaria interina Duke canceló el TPS de Haití “luego de una revisión de las condiciones bajo las que la designación fue incorporada originalmente”. Agregó que usó la información disponible. Duke dijo que “las condiciones extraordinarias pero temporales causadas por el terremoto de 2010 ya no existen... La designación actual de TPS debe ser terminada” para Haití.

 

60,000
   Haitianos deberán regresar a su país de origen antes de julio de 2019, de acuerdo con lo hecho público por EUA este lunes por la noche. 

190,000
  Salvadoreños tienen TPS en EUA. Por razones estrictamente humanitarias, Estados Unidos otorga el TPS cuando los ciudadanos de un país no pueden retornar de forma segura a su lugar de origen.

 

Foto de LA PRENSA Desastres. En su más reciente resolución para Haití, EUA decidió no tomar en cuenta los daños causados por tres huracanes en ese país en los últimos meses.

Lee también

Comentarios

Newsletter