Alta demanda de licencias para inmigrantes en California

Hace tres semanas entró en vigor legislación AB 60, que permite a indocumentados que viven en ese estado tramitar licencias de manejo.
Enlace copiado
Enlace copiado
Tres semanas después de que entró en vigor la ley estatal para ofrecer licencias de conducir a inmigrantes sin autorización, sigue habiendo una gran demanda en las oficinas que atienden sin cita en California.

El mexicano Inocente Medrano llegó el viernes a las cinco de la madrugada y consiguió el número 100 de la larga hilera afuera de la oficina del Departamento de Vehículos Motorizados en Granada Hills, una de las cuatro que atienden sin cita en el estado.

Medrano manejó 61 kilómetros para tramitar una licencia porque maneja de manera ilegal desde 2002, cuando expiró su anterior permiso.

"Voy a manejar más tranquilo porque si me paran ya no me van a quitar el auto. Más que nada, voy a estar más tranquilo", dijo el inmigrante, que vive en el país desde 1993.

La demanda de trámites sin cita es tan alta que las dos primeras personas que llegaron a Granada Hills, que no quisieron dar sus nombres, dijeron que estuvieron allí entre las 3.15 y 3.20 de la madrugada.

La ley de licencias especiales para inmigrantes ofrece permisos de conducir a quienes puedan presentar documentos de identificación y comprobantes de residencia y pasar un examen escrito y práctico.

Desde que la ley entró en vigor el 2 de enero se han emitido 25,300 licencias y unas 205,000 personas han llegado a las oficinas a realizar el trámite, de acuerdo con el Departamento de Vehículos Motorizados.

El estado prevé que 38% del 1.4 millón de solicitantes potenciales tramiten licencias en el primer año fiscal, 50% en el siguiente y 12% entre 2016 y 2017. Debido a la demanda, la agencia está atendiendo los sábados en 60 oficinas.

Los solicitantes pueden hacer citas por internet y teléfono o tramitar las licencias sin cita en cuatro oficinas ubicadas en Lompoc, Stanton, Granada Hills y San José.

El mayor incentivo de muchos solicitantes es la tranquilidad de manejar legalmente, sentirse integrado a la sociedad y saber que no les decomisarán el automóvil por manejar sin licencia. El decomiso de un vehículo puede llegar a tener un costo total de más de 1,000 dólares.

"Ya no voy a estar escondiéndome. No voy a tener que meterme en la primera callecita cada vez que vea a un policía", dijo el mexicano Gerardo Rosales, quien desde hace 12 años maneja con temor de que le decomisen el auto.

"Da risa pero es cierto", agregó el guatemalteco Julio Santiso, quien estaba en fila al lado de Rosales.

Quince minutos antes de que la oficina abriera, dos empleados salieron a la calle y entregaron solicitudes de acuerdo con las necesidades de cada persona. Muchos de los inmigrantes en la línea, la mayoría hombres hispanos, comenzaron a llenar las planillas apoyándose en la pared.

Al otro extremo de la oficina había una hilera de unas dos docenas de personas que tenían cita.

Tags:

  • estados unidos
  • licencias
  • california
  • indocumentados

Lee también

Comentarios

Newsletter