Lo más visto

Ana Cubas a la espera de confirmar victoria en L. A.

Al cierre de esta edición, el equipo de la candidata salvadoreña confiaba en que los números confirmaran su victoria y, de preferencia, evitar segunda ronda.
Enlace copiado
Votación.  Ana Cubas muestra la calcomanía que se le entrega a los ciudadanos después de emitir el sufragio.

Votación. Ana Cubas muestra la calcomanía que se le entrega a los ciudadanos después de emitir el sufragio.

Ana Cubas a la espera de confirmar victoria en L. A.

Ana Cubas a la espera de confirmar victoria en L. A.

Enlace copiado
“A mí gusta votar temprano”, dijo la salvadoreña Ana Cubas al llegar al lugar donde le tocó ayer votar en las elecciones primarias de Los Ángeles, en las que anoche esperaba los resultados que confirmaran su victoria por el distrito 9 de esa ciudad.

La sede de PV Jobs, una organización sin fines de lucro, ubicada entre la 41 Street Pl. y Main, estaba muy tranquila cuando la candidata llegó a las 8:10 de la mañana (hora local). Saludó a un miembro de su equipo que la recibió ahí e inmediatamente pasó al salón donde tenía que votar.

Cinco minutos después, estaba afuera y mostrando una pequeña calcomanía que se entrega a quienes ya votaron.

Posteriormente, se trasladó al mercado La Paloma, ubicado dentro del distrito 9, donde disfrutó de un desayuno típico en el restaurante de comida yucateca Chichén Itzá.

En seguida, el trabajo continuó y llegó a su sede de campaña, en la calle San Pedro, donde la actividad a esa hora era tranquila, pues sus voluntarios desde temprano se encontraban destacados en los centros de votación, recorriendo las viviendas de potenciales votantes y desarrollando otras actividades para “sacar” el voto.

Cubas volvió al precinto donde le tocó votar temprano y recibió noticias esperanzadoras.

De 21 votos emitidos hasta las 11 de la mañana, 10 habían sido para ella (48%).

Eso desató una euforia moderada, que incluyó recibir un arreglo floral de parte de su madre, para felicitarla por lo bien que pintaba la jornada.

Al mediodía, llegó Rita Walters, la exconcejal afroamericana del distrito 9, quien apoyó la candidatura de Cubas y sirvió como respaldo para mostrar a los votantes que su propuesta fue de inclusión y diversidad.

Y ese apoyo de Walters significó mucho para la salvadoreña, ya que el distrito 9 ha estado dominado políticamente por los afroamericanos, que en la elección primaria tenían tres candidatos, entre ellos Curren Price, un senador estatal que termina el tiempo que la ley de California le permite ejercer como legislador.

Price hizo campaña, incluyendo ataques contra Cubas, asegurando a la comunidad latina que fue “un campeón” para que la legislatura de California aprobara el Acta de los Sueños, que permite acceder a universidades estatales a jóvenes indocumentados.

Al iniciar la tarde, miembros del equipo de Cubas preparaban a los voluntarios que serían desplazados en cada precinto para conocer cuántas personas habían votado y alimentar la base de datos.

Ya al caer la noche, los centros de votación cerraron a las 8, y comenzó la tarea difícil de esperar los resultados para confirmar si las proyecciones del equipo de Cubas se confirmaban sobre una victoria, de preferencia, con mayoría absoluta para evitar la segunda vuelta del 21 de mayo.

La segunda vuelta se realiza cuando ningún candidato en una contienda obtiene la mayoría absoluta, y pasan los dos con mayor cantidad de votos.

El lunes, Cubas dijo a LA PRENSA GRÁFICA que si no ganaba con mayoría absoluta, esperaba pasar a la segunda ronda en primer lugar, lo cual la colocaría con ventaja ante su eventual contrincante.

La participación electoral se calcula que anduvo ayer en un 33% de la población angelina en los ocho distritos en disputa, más la elección por la alcaldía.

Además, se elegirán las tres curules pares para el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) y tres curules del cuerpo rector de los Colegios Comunitarios de Los Ángeles (LACC).

También se someterán a votación dos medidas locales. La primera, que fue presentada como “Proposición A” es para elevar medio centavo el impuesto sobre las ventas, para cubrir gastos por seguridad pública y servicios básicos. La “Enmienda B” permitirá, si se aprueba, que los agentes del Departamento de Servicios Generales (GSD) se integren al sistema de pensiones de la Policía de la ciudad.

Fueron instalados 1,500 centros de votación. De esos, 178 estaban ubicados fuera del municipio. Estuvieron abiertos desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche.

De acuerdo con el sitio web del periódico La Opinión, Los Ángeles identificó 850 precintos en los que se necesitará ayuda en una o más lenguas.

De hecho, hubo material electoral traducido a nueve idiomas (incluido el español). Casi un millar de los empleados municipales electorales son bilingües.

Los Ángeles tiene inscritos 1.8 millones de votantes, aunque la contienda por los Colegios Comunitarios incluye áreas fuera de la ciudad, llegando a 2.5 millones de electores.

Problemas en el último día

Uno de los problemas que encaró la campaña de Ana Cubas fue el retiro de los afiches en lugares estratégicos por parte de desconocidos.

A diferencia de El Salvador, acá no existe la pinta y pega, sino que se colocan afiches de dos caras en los postes y otros en lugares públicos. Si el propietario de un inmueble privado lo permite, los afiches se colocan ahí y difícilmente son removidos.

“En esa esquina colocamos anoche afiches y no hay ninguno, solo del candidato Curren Price”, se lamenta un colaborador de la campaña de la candidata salvadoreña.

En otro lugar cercano a la calle San Pedro, solo habían ayer afiches del candidato Terry Hara, pese a que, igualmente, el equipo de Cubas asegura que colocó material promocional.

Pero más que afiches, se optó por invertir más en material impreso para entregarlo puerta a puerta entre potenciales votantes, algo que todavía estaba haciéndose ayer a dos horas de que cerraran los centros de votación.

La lucha por lograr la victoria en primera ronda era intensa y los voluntarios desafiaban el frío para salir a las casas y a los centros de votación.

Un año de trabajo

Ana Cubas decidió en junio del año pasado lanzar su candidatura para el distrito 9 de Los Ángeles.

Luego del censo 2010, el concejo municipal debió hacer una reorganización de algunos de los 15 distritos de la ciudad.

El distrito 9 perdió algunas áreas, entre ellas Fashion District, Little Tokio y el centro financiero, que quedaron en el distrito 14.

En cambio, se le asignó una parte de territorio que incluye el campus de la Universidad del Sur de California (USC).

Ana Cubas renunció a su cargo como jefa de personal del concejal del distrito 14, José Huízar, uno de los políticos que ha respaldado su candidatura para dedicarse de lleno a su candidatura.

Durante todo el proceso, logró recaudar un poco más de $275,000, la mayoría donaciones pequeñas.

Si gana, se convertiría en la primera centroamericana en ganar un puesto en el concejo de la ciudad de Los Ángeles.

Lee también

Comentarios