Analizan futuro de TPS bajo la administración Donald Trump

Un foro conformado por expertos en inmigración discutió el tema de la crisis humanitaria de los migrantes centroamericanos en EUA.
Enlace copiado
Ponentes.  Los especialistas analizaron la situación que podría vivir El Salvador con la llegada de deportaciones masivas.

Ponentes. Los especialistas analizaron la situación que podría vivir El Salvador con la llegada de deportaciones masivas.

Foro permanente. La XXVIII edición del foro en la Universidad Francisco Gavidia contó mayoritariamente con la asistencia de estudiantes de Relaciones Internacionales.

Foro permanente. La XXVIII edición del foro en la Universidad Francisco Gavidia contó mayoritariamente con la asistencia de estudiantes de Relaciones Internacionales.

Analizan futuro de TPS bajo la administración  Donald Trump

Analizan futuro de TPS bajo la administración Donald Trump

Enlace copiado
El futuro del Estatus de Protección Temporal (TPS) que beneficia a 190,000 salvadoreños en Estados Unidos es una de las interrogantes que se discutieron en un foro organizado por la Universidad Francisco Gavidia.

La actual prórroga del programa vencerá el 9 de marzo del próximo año, y su continuidad o finalización dependerá de la administración del presidente Donald Trump.

César Ríos, director del Instituto Salvadoreño del Migrante (INSAMI), recordó que la base de la permanencia de dicho estatus es por los terremotos que se vivieron en el país hace 15 años. Tras la llegada de la administración Trump, existe la posibilidad de que no se renueve. Esta decisión queda en las manos de tres figuras políticas: el presidente Trump; el secretario de Estado, Rex Tillerson; y el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly.

De esta manera, el Gobierno estadounidense sabe dónde viven y trabajan los beneficiarios del TPS, aseguró Ríos. “Si al presidente Donald Trump se le ocurre no renovar, tenemos a los potenciales futuros deportados, porque saben dónde viven. Esto se convierte en uno de los principales puntos que debería atender la agenda representativa. Una acción para protegerlos requiere de ligas mayores. Tenemos un gobierno en EUA con cualidades muy mostradas el cual va a requerir estrategias”, afirmó.

Otra de las medidas para reducir el flujo de inmigrantes irregulares a Estados Unidos es construir un muro en la frontera de México. Esta ha sido una de las primeras órdenes de Trump.

Dicha política es una de las muchas que podrían afectar negativamente a El Salvador. La razón es porque la economía salvadoreña depende de las remesas enviadas por los compatriotas que viven en el país norteamericano. Este fue uno de los temas que abarcaron los otros ponentes, Óscar Díaz, editor de Mundo y Departamento 15 en LA PRENSA GRÁFICA; y Salvador Sanabria, director ejecutivo de El Rescate.

Sanabria aseguró que se ha multiplicado por 300 % la cifra de deportaciones de México a muchos países del mundo, pero especialmente a los del Triángulo Norte de Centroamérica.

Con esa multiplicación, El Salvador no puede dar abasto a la cantidad de deportados. “Esta es una crisis humanitaria que ya estamos viviendo y que después la amenaza de deportaciones masivas que Estados Unidos podría hacer, no estamos preparados”, comentó.

En los ocho años de mandato del expresidente Barack Obama, fueron deportados 2.5 millones de inmigrantes. Sanabria estima que en el primer período presidencial de Trump se podría superar esta cifra y llegar a los 3.5 millones en la mitad del tiempo.

Tags:

  • estados unidos
  • inmigracion
  • tps
  • deportaciones
  • remesas
  • terremotos
  • donald trump

Lee también

Comentarios

Newsletter