Arrestan a miles de líderes de pandillas en C. A. y EUA

Las autoridades harán las acusaciones contra 3,800 pandilleros. De manera simultánea, las autoridades de EUA finalizaron una operación que dejó saldo de 498 inmigrantes bajo custodia.

Enlace copiado
Foto de LA PRENSA/Cortesía Un escudo.  El combate a la MS-13 ha sido usado por la administración de Donald Trump como un escudo en la cruzada en contra de la migración irregular y de la presencia de los migrantes sin documentos en Estados Unidos, de acuerdo con las quejas de activistas y abogados de Inmigración.

Foto de LA PRENSA/Cortesía Un escudo. El combate a la MS-13 ha sido usado por la administración de Donald Trump como un escudo en la cruzada en contra de la migración irregular y de la presencia de los migrantes sin documentos en Estados Unidos, de acuerdo con las quejas de activistas y abogados de Inmigración.

Enlace copiado

Las autoridades estadounidenses y centroamericanas presentaron cargos contra miles de violentos pandilleros desde marzo pasado, entre ellos está un poderoso líder de la MS-13 acusado de organizar desde una prisión en El Salvador la formación de clicas en EUA.

Salvadoreño en EUA sería acusado de violación y secuestro

Las autoridades aseguraron que hoy darán más detalles sobre los arrestos. Funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos se reúnen en Miami con los procuradores generales de El Salvador, Guatemala y Honduras (el Triángulo Norte).

El combate a la MS-13 ha sido uno de los temas favoritos del presidente estadounidense, Donald Trump, desde que estaba en campaña. La brutalidad con que esta pandilla actúa en zonas suburbanas sirve de argumento a su gobierno para justificar el discurso –y las políticas– antiinmigrantes.

Durante sus primeras semanas en la Casa Blanca, Trump ordenó a las autoridades federales enfocar sus recursos en la lucha contra las pandillas transnacionales. El secretario de Justicia, Jeff Sessions, lidera este combate.

Los arrestos que anunciaron ayer incluyen a más de 70 personas en Estados Unidos en operativos realizados en Los Ángeles, Virginia, Maryland, Massachusetts y los suburbios de Long Island, en Nueva York, y de Columbus, Ohio. Entre los acusados se encuentra Edwin Manica Flores, conocido como “Shugar”, a quien los investigadores acusan de encabezar las operaciones de la pandilla en la costa este de Estados Unidos desde una prisión en El Salvador, según una denuncia de extorsión que fue hecha pública el jueves en Boston. La acusación afirma que Manica alentó el reclutamiento en Estados Unidos y enseñó a sus pupilos formas de evadir la justicia.

EUA aprueba una ley para deportar a los pandilleros

Manica Flores, de 35 años, habría sido responsable de coordinar las clicas en Boston, Houston, Columbia, Ohio y Virginia, según el portal de noticias Wbur. El presunto líder pandillero pedía a los miembros de la banda criminal que estaban en EUA que enviaran dinero a El Salvador. También les recomendaba evitar ciertas marcas de ropa. “Para vivir una vida grandiosa allá, tenés que ser humilde, ¿sabés? Para evitar que te detecten”, dijo “Shugar” durante una llamada que las autoridades interceptaron.

Wbur detalló que el dinero recolectado a través de crímenes en EUA era enviado a El Salvador para comprar armas, zapatos, comida, servicios legales y celulares para los pandilleros encarcelados. Así consta en la acusación formal. Una vez comunicados con EUA, los dirigentes incluso daban la “luz verde” para matar a los miembros de bandas rivales.

Agencias del orden en el Triángulo Norte arrestaron a cientos de personas más, incluyendo a miembros de la pandilla rival, Barrio 18, además de incautar armas, autos de lujo y en algunos casos comercios enteros, de acuerdo con las autoridades.

Más arrestos en “ciudades santuario”

Las autoridades de Estados Unidos han detenido en los últimos cuatro días a 498 inmigrantes que vivían en “ciudades santuario”, aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes y entre las que figuran urbes tan importantes como Nueva York o Los Ángeles. Entre ellos hay salvadoreños.

ICE informó ayer en un comunicado que los 498 individuos detenidos, procedentes de 42 países y que tenían antecedentes penales, pertenecían a pandillas o habían entrado irregularmente al país después de haber sido deportados en anteriores ocasiones.

Para arrestarlos, el ICE llevó a cabo una operación policial en los últimos cuatro días y que dieron en llamar Ciudad Segura.

En las “ciudades santuario” la policía local se niega a aplicar las leyes migratorias y rechaza informar a los agentes migratorios de cuándo van a poner en libertad a un inmigrante detenido o encarcelado y que, según la ley, debería ser deportado por haber cometido un crimen.

El 18 de septiembre, en un reducido encuentro con periodistas, entre los que estaba Efe, el director interino del ICE, Thomas Homan, había avisado que iba a desplegar más agentes migratorios en las “ciudades santuario”.

En un comunicado, Homan acusó a esos sitios de ser un “imán para la inmigración ilegal”, pues los coyotes (traficantes de personas) están usándolos para fomentar la idea de que existen refugios seguros en Estados Unidos. La operación se desarrolló en los estados de Massachusetts e Illinois, los condados de Cook County (Illinois) y Santa Clara (California), así como las ciudades de Baltimore, Denver, Los Ángeles, Nueva York, Filadelfia, Portland y Washington.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter