Artista salvadoreño se encuentra en peligro de deportación

Dentro de sus obras de artes, Rodriguez presenta un retrato de él mismo atrapado entre cuatro muros, atado de manos, esta es una forma de representar su estatus migratorio.
Enlace copiado
Artista salvadoreño se encuentra en peligro de deportación

Artista salvadoreño se encuentra en peligro de deportación

Enlace copiado
Rafael Rodríguez  es un joven de 17 años con nacionalidad salvadoreña, logró cruzar la frontera cuando aún era un niño.

Antes de iniciar un curso de arte en su último año de estudio escolar sus aspiraciones no pasaban de encontrar un trabajo que le pagaran por hora, sin embargo todo eso cambio al encontrarse con ilustraciones, pintura, lápices y acuarela.

La maestra del joven, Michelle Amaya notó que el joven salvadoreño era muy talentoso, al ver que su alumno realizaba pinturas llenas de color, viveza y representación de la realidad, lo animó a audicionar al programa de arte visual y escénico.   

Jamea Richmond-Edwards otra maestra del joven,manifestó al medio digital El Tiempo Latino, que para Rodríguez el cielo es el límite y que solo basta con un poco de dirección. Sus retratos se caracterizan por ser muy representativos, sin embargo la situación migratoria lo complica todo.

Rodriguez aún no cuenta con sus papeles en regla, por lo que teme que sus sueños se vean truncados al ser deportado a El Salvador. En el 2015 perdió un cita que  tenía programada en una corte, debido a que ningún familiar se encontraba con él porque estaban vacacionando, por lo cual no se pudo presentar y a consecuencia emitieron la orden de deportación.

Sin embargo, el joven cuenta con una abogada que está apelando el caso, Diane McHugh-Martinez, quien  ayudó a Rodríguez a aplicar al programa “Estatus Especial para Jóvenes Inmigrantes”, el programa consiste en dar una visa y estatus legal a personas menores de 21 años, además les asigna un guardián legal otorgado por la corte o de forma privada.

 El programa está diseñado para personas que son víctimas de abuso, negligencia, abandono y no pueden regresar con sus padres. En 2013 el estado recibió 4 mil peticiones de las cuales la mayoría fueron aprobadas, sin embargo para el año 2016 cerca de 20 mil personas sometieron la solicitud al programa, del cual 8 mil 600 aún se encuentran en espera y las posibilidades de aprobación cada vez son menos.

Dentro de sus obras de artes, Rodriguez presenta un retrato de él mismo atrapado entre cuatro muros, atado de manos, esta es una forma de representar su estatus migratorio, además se destaca otra pintura donde representa lo que sufren los animales cuando se da un derrame de petróleo, donde es él quien aparece en la ilustración lleno de petróleo.

Rodríguez tiene la convicción de que tiene la capacidad de crear y alcanzar lo que se proponga, sin embargo sus papeles deben estar en regla. Actualmente vive con una tía.

 

Tags:

  • inmigración
  • arte
  • deportación

Lee también

Comentarios

Newsletter