Lo más visto

Autoridades comparten información del TPS con la policía de migración

Este permiso especial podría estar en la última etapa y los beneficiarios serán prioridad en la deportación. 

Enlace copiado
En un comunicado enviado a la cadena Univisión, USCIS confirmó que: comparte información.

En un comunicado enviado a la cadena Univisión, USCIS confirmó que: comparte información.

Enlace copiado

Tras la decisión del gobierno de Donald Trump de eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS) para más de 5,349 nicaragüenses y de extender temporalmente el de 57,000 hondureños, la preocupación crece sobre la información que el gobierno tiene sobre estos centroamericanos y sus familias.

 

Lo que haga la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) con la información personal de los “tepesianos” tiene en estado de alerta no solo a los nicaragüenses, que tienen que abandonar el país a más tardar el 6 de enero de 2019, sino también a inmigrantes de Honduras, El Salvador, Haití e inmigrantes de otros siete países beneficiarios del TPS.

 

 

En un comunicado enviado a la cadena Univisión, USCIS confirmó que: “comparte información y coordina con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en apoyo de sus acciones de cumplimiento de inmigración según sea apropiado y legalmente permitido”, explicó Sharon Scheidhauer, vocero de la USCIS.

 

Esta pregunta venía rondando la comunidad de inmigrantes desde mayo de este año cuando el gobierno anunció la última prórroga del TPS para los inmigrantes de Haití. Este anuncio dejó al descubierto el propósito del gobierno de Trump para desmontar gradualmente este vital programa migratorio que beneficia a hogares, comunidades y empresas.

 

 

El Estatus de Protección Temporal (TPS) protege de la deportación a cerca de 439,625 personas, según datos proporcionados por la USCIS. Los beneficiarios además de poder vivir en EUA reciben un permiso de trabajo que caduca al terminar la última prórroga.

 

En los últimos años, los beneficiarios del TPS habían visto cómo su permiso se renovaba de manera automática por periodos de 18 meses, pero el Gobierno de Donald Trump decidió reevaluar las condiciones que justificaron la concesión del programa.

 

En el caso de Honduras y Nicaragua, EUA concedió el TPS en 1998 tras el paso del devastador huracán Mitch por Centroamérica. El Salvador lo recibió en 2001 producto de una serie de sismos y Haití en 2010 por su catastrófico terremoto.

 

En su decisión sobre Nicaragua, el DHS “determinó que las condiciones substanciales, pero temporales, causadas por el huracán Mitch ya no existen, y que por lo tanto, la designación actual de TPS debe darse por terminada”.

 

Lee también

Comentarios