CAM y TPS, el golpe a programas de alivio para ESA

Ana ya no tiene nada ni a nadie en El Salvador. Si el Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés) se cancela, ella podría perderlo todo. Sería la segunda vez que tendría que arrancar a Melvin, su hijo, de su rutina. Toda su familia está de forma legal, como ella, en Estados Unidos, donde trabaja cuidando menores de edad en un kínder.
Enlace copiado
CAM y TPS, el golpe a programas de alivio para ESA

CAM y TPS, el golpe a programas de alivio para ESA

Enlace copiado

Para ella sería “terrible” tener que separarse de su hijo y no quiere volver a El Salvador, pero estaría dispuesta a hacerlo aunque la felicidad plena que ha tenido por dos años se esfume, como ha desaparecido el programa de alivio migratorio CAM bajo la administración del presidente Donald Trump.Melvin pudo reunificarse con su madre de forma legal gracias a una categoría de ese beneficio, que era herencia del gobierno del expresidente Barack Obama.

El Programa de Permisos/Refugios para Menores Centroamericanos (CAM, en inglés) dejó de existir por mandato del gobierno federal.

El grupo de inmigrantes que más se benefició de CAM es el de los salvadoreños, ya que de acuerdo con las regulaciones del Departamento de Estado, cualquier persona con un estatus migratorio temporal podía calificar. Los salvadoreños conforman el mayor grupo de inmigrantes con TPS.

Al cancelar CAM, el Departamento de Estado argumentó que había muy pocas personas solicitando.

Ahora el TPS designado para El Salvador corre el mismo peligro de llegar a su fin.

Las estadísticas sobre la población incluida en estos dos programas se ven aminoradas al compararse con los datos de las personas migrando de forma irregular.

Pero al llamar a cada número por nombre –Ana y Melvin– es posible dimensionar cómo ambos transformaron la realidad de miles de connacionales que echaron raíces en Estados Unidos.

El país ha gozado designación de TPS desde 2001.

Activistas han criticado que el mismo gobierno de Estados Unidos ha permitido a un programa pensado como de naturaleza estrictamente “temporal” pasar casi dos décadas de renovación en renovación.

A un niño de dos años dejó Ana en El Salvador hace casi dos décadas, cuando decidió emigrar para sacar adelante a su familia.

Dos veces intentó emigrarlo sin documentos hacia Estados Unidos, para tenerlo a su lado, porque tenía pesadillas y no dormía bien pensando en que él no estaba seguro. Pero decidió que eso era demasiado riesgo y se resignó a no verlo.

Cuando se enteró de un programa que le permitía a personas con Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés), como ella, migrar a sus hijos menores de 21 años de forma legal, segura, y ordenada, no dudó en inscribirse.

Fueron dos años de papeleos, pesadillas, entrevistas, burocracias, pero finalmente en marzo de 2016 Ana volvió a abrazar a su hijo, que ya le sobrepasaba en estatura.

Ambos casos retratan a la perfección lo que está en juego para más de 190,000 salvadoreños con TPS en Estados Unidos este lunes, cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) anuncie si renovará o no el estatus.

Aunque Melvin es “bien independiente”, se “preocupa mucho” por lo que pasará este lunes porque afecta de forma frontal su vida. Si su madre se ve obligada a “irse”, él se quedaría viviendo con su padre.

Para Ana, una decisión negativa desde las autoridades migratorias sacudiría la cotidianidad que ha construido poco a poco con su trabajo y sacrificio en Maryland.

De hecho, hace unos meses, la compatriota fue reconocida por sus nueve años de servicio cuidando menores de edad con Kinder Care Education.

Melvin tendrá que acudir a renovar su CAM pronto porque, similar al TPS, la categoría de “permisos” para estar de forma legal en Estados Unidos se renueva cada dos años.

Pero con el TPS de su madre, todavía no se sabe qué va a pasar.

“Hay que esperar que se haga lo que Dios quiera para cada una de las personas que tenemos TPS”, se resigna la mujer de 45 años. El anuncio lo darán los miembros del gobierno este día.

Lee también

Comentarios

Newsletter