Lo más visto

Caravana de migrantes centroamericanos listos para pedir asilo en EUA

 Un estimado de  1,000 personas continúa su camino hacia la frontera entre Estados Unidos y México,  en donde ya los espera un ejército.
Enlace copiado
Caravana de migrantes centroamericanos listos para pedir asilo en EUA

Caravana de migrantes centroamericanos listos para pedir asilo en EUA

Enlace copiado

“Dejé mi casa el 3 de enero. Todavía era de madrugada cuando salí para la terminal de occidente. No le dije nada a mi familia ni a nadie, porque habían amenazado con matar a mi mamá y pensé que lo mejor era irme lejos para evitar una tragedia”.  Así es como Jaime, un guardia de seguridad que fue amenazado por pandilleros, vivió su último día en El Salvador. Jaime se unió a la caravana de migrantes centroamericanos que atravesó México para poder pedir asilo en los Estados Unidos. En la frontera los esperan militares, jueces, fiscales, abogados de inmigración y activistas.

A dónde se dirige y qué busca la gran caravana de migrantes que puso en alerta a Donald Trump

“Lo último que pasó, y que me hizo tomar la decisión, fue que un día cuando llegué de trabajar adonde vivía con mi mamá, los pandilleros me encontraron cerca de la casa y me dijeron que tenía que pagarles todos los días cuando llegara a la colonia y si no lo hacía, iban a matar a mi mamá. Yo no quería sufrir eso ni hacer sufrir a mi familia”, cuenta el salvadoreño.
Jaime se unió a la caravana en marzo, cuando se enteró que había un grupo de inmigrantes que se había juntado para caminar hasta la frontera. Aunque unos días antes los organizadores de la caravana consideraron abandonar el camino, los migrantes insistieron en seguir avanzando hasta la frontera en grupos. Esta semana, los primeros llegaron a Tijuana, la ciudad fronteriza en Baja California, México. 
Voceros de Pueblo Sin Fronteras, que organiza la caravana, dijeron que los centroamericanos recibirán, antes de acercarse al cruce fronterizo, talleres sobre derechos humanos y asistencia legal que les permita hacer la solicitud de asilo una vez se entreguen a las autoridades estadounidenses. 
 

Irineo Mujica, de Pueblo Sin Fronteras, dijo que la caravana empezó con 1,700 migrantes, entre ellos unos 400 mujeres y 300 niños, pero algunos decidieron separarse del grupo en Veracruz y en la capital mexicana hace días. Ahora, junto con Jaime, van 1,100 centroamericanos hacia Estados Unidos.

“Cada año hacemos un vía crucis con los migrantes: eso es la caravana. Les acompañamos para aliviar todo lo que sufren en este camino hacia la frontera y abogamos por los derechos de los refugiados. Este año, debido a las políticas antiinmigrantes del presidente Trump, el ambiente se siente más tenso y no es la primera vez que un presidente envía a los militares a la frontera, y eso le da temor a todos”, dijo Mujica.
Según Pueblo Sin Fronteras, en el trayecto se han encontrado con varios retenes policiales. En uno de estos, ubicado cerca de Córdoba, Veracruz, un grupo de policías intentó extorsionar a varios migrantes.

“Lo que pedimos a las autoridades es que se respete el derecho de asilo que tienen los inmigrantes. Que no se criminalice a los que piden asilo y que no se separen a las familias que están viajado juntas”, dijo Mujica.
El domingo, si todo sale como han previsto, ya se dirigirán de una vez a la frontera entre México y Estados Unidos. El Gobierno de Trump advirtió que algunos de estos migrantes podrían ser detenidos, enjuiciados y deportados. El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estableció que se mantendrán vigilantes de lo que suceda con estas personas.

Lee también

Comentarios