Lo más visto

Casa Blanca reitera que indocumentados deberán esperar ocho años para residencia

La semana pasada, el presidente Barack Obama dijo en el discurso del Estado de la Unión que los inmigrantes sin documentos ingresarán a la cola en la que ya se encuentran miles de personas que esperan legalmente su residencia permanente.
Enlace copiado
Enlace copiado
La nueva reforma migratoria que impulsa el presidente Barack Obama prevé que las personas que residen ilegalmente en Estados Unidos también deberán esperar al menos ocho años para obtener su residencia permanente, informa hoy el "New York Times" citando un proyecto procedente de la Casa Blanca.

De acuerdo con el documento filtrado a los medios, las solicitudes de los inmigrantes sin documentos solo serán procesadas después de las de los inmigrantes legales.

Los inmigrantes sin autorización podrán obtener la residencia o permiso de trabajo permanente, la llamada "green card", como muy pronto un mes después de la fecha en la que todos los solicitantes legales tengan su permiso en la mano. En tanto, para los niños el proceso debe ser acelerado, señala el proyecto.

Durante el discurso sobre el estado de la Unión la semana pasada, Obama pidió al Congreso acelerar la reforma migratoria. El presidente dijo que facilitará también la permanencia en el país de los inmigrantes cualificados.

La reforma migratoria figura junto con un control de armas más estricto, el cambio climático y la reducción de la deuda entre las principales prioridades de Obama para el segundo mandato.

En los últimos días se ha conocido que tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes se están elaborando propuestas bipartidistas para una reforma migratoria. La cuestión de cuál será la vía para la legalización de los 11 millones de indocumentados que ya están en Estados Unidos constituye uno de los principales escollos.

El principal punto de controversia es si la promesa de la ciudadanía es una condición ineludible en cualquier propuesta de ley, como desea Obama, o si algún tipo de garantía de residencia debería bastar.

A pesar de que se están acelerando los tiempos más de lo que se hubiera imaginado unos meses atrás, el presidente de la Cámara de Representantes y principal líder republicana, John Boehner, dejó claro la pasada semana que aún queda mucho camino por delante.

Tags:

Lee también

Comentarios