Lo más visto

Más de Departamento 15

Críticas y escrutinio rodean labores de policía migratoria

Aunque el ICE mantiene que sus tareas no han cambiado desde 2016, las cifras de arrestos de personas sin antecedentes delictivos en Estados Unidos han ido en aumento.

Enlace copiado
En riesgo. Las labores de los agentes del ICE han sido tan cuestionadas que algunos han sido amenazados de forma personal.

En riesgo. Las labores de los agentes del ICE han sido tan cuestionadas que algunos han sido amenazados de forma personal.

Enlace copiado

Los agentes se preparan antes del amanecer, colocándose chalecos antibalas, enfundando sus armas y luciendo camisetas que dicen POLICÍA e ICE, las siglas en inglés del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.

Se reúnen alrededor de una mesa en una oficina ordinaria en un edificio en los suburbios de esta ciudad de Virginia, revisando sus objetivos del día: dos hombres, ambos con antecedentes penales. En el tope de la lista está un salvadoreño declarado culpable de conducir en estado de ebriedad.

Las operaciones de detención y deportación del ICE, como el equipo de cinco miembros en la oficina en las afueras de Richmond, buscan a personas que están ilegalmente en Estados Unidos, algunas de las cuales han estado durante décadas en el país y tienen familias.

Durante la presidencia de Donald Trump, quien ha promovido una línea dura en inmigración, el ICE se ha visto expuesto a escrutinio y críticas públicas sin precedentes, pese a que los agentes dicen realizar la misma tarea que han hecho desde antes de la elección de 2016: hacer cumplir las leyes y concentrándose en los delincuentes. Sin embargo, han aumentado los arrestos de personas sin antecedentes delictivos en Estados Unidos.

En las noticias locales abundan historias de agentes del ICE deteniendo a padres de familia y abuelas. Los agentes son acosados, abucheados y filmados. Algunos políticos demócratas han llamado a abolir el ICE.

Los funcionarios dicen que varios empleados de la agencia han sido amenazados en sus casas y sus datos personales han sido expuestos en internet.

"Existe el temor de que ‘alguien puede descubrir lo que hago y odiarme o incluso algo peor por ello’", dijo Ronald Vitiello, director interino del ICE, en declaraciones a The Associated Press. Vitiello dijo que la agencia monitorea las redes sociales y que les da recursos a sus empleados cuando se sienten amenazados.

Larga trayectoria

El ICE, formado tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, fue creada en 2003 mediante la fusión de las autoridades investigativas, policiales y de inmigración del antiguo Servicio de Aduanas de los Estados Unidos (U.S. Customs Service) y el antiguo Servicio de Inmigración y Naturalización (Immigration and Naturalization Service).

Por tanto, ICE se encarga de hacer cumplir las leyes federales que gobiernan el control fronterizo, aduanas, comercio e inmigración para promover la seguridad nacional y pública.

La oficina recibió instrucciones durante la presidencia de Barack Obama de concentrarse en la detención y expulsión de delincuentes.

Trump, en una de sus primeras decisiones al llegar a la Casa Blanca, instruyó a su gobierno a detener a toda persona que resida ilegalmente en el país.

Generalmente, las personas arrestadas por ICE comparecen ante jueces de inmigración, quienes deciden si deben ser deportadas, tras lo cual el ICE prepara la documentación y los vuelos de salida.

La agencia tiene un presupuesto anual de aproximadamente $6 mil millones, designados principalmente a la Oficina de Detención y Deportación (ERO, por sus siglas en inglés) y la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, en inglés).

Datos del gobierno respaldan las afirmaciones de que el ICE sigue centrándose mayormente en personas convictas de delitos, pero los datos muestran además que la agencia ha aumentado los arrestos de personas acusadas, pero no convictas, y que detiene cada vez más a personas solamente sobre la base de violaciones a las leyes de inmigración.

El ICE arrestó a 32,977 personas acusadas de delitos y 20,464 con violaciones a las leyes de inmigración en el año fiscal 2018. Hubo 105,140 arrestos de personas convictas penalmente y 158,581 arrestos en total. La convicción más frecuente fue por conducir en estado de ebriedad, seguida de delitos de drogas y de tránsito.

En comparación, en el último año fiscal de Obama hubo 94,751 arrestos de personas convictas, 6,267 de personas con cargos pendientes y 9,086 de personas con violaciones a las leyes de inmigración. Hubo 11,104 arrestos en total.

Tags:

  • Policía Migratoria

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines