Lo más visto

Departamento 15 Lo más leído

“Debería haber muerto en Irak”: Veterano salvadoreño deportado en secreto cuenta cómo se siente

El combatiente en Irak fue expulsado de la noche al día y sin aviso previo

Enlace copiado
José Segovia fue expulsado de EEUU una semana después de haber detenido su deportación. / Getty Images / Marines de EEUU

José Segovia fue expulsado de EEUU una semana después de haber detenido su deportación. / Getty Images / Marines de EEUU

Enlace copiado

El veterano salvadoreño José Segovia Benítez se encuentra actualmente en el país en el que nació pero que no conoce ya que no vive allí desde que tenía tres años. El pasado miércoles las autoridades migratorias estadounidenses lo deportaron sin previo aviso y pese haber solicitado el perdón del Gobernador californiano Gavin Newsom.

"Estados Unidos me encanta. Lucharía de nuevo para este país", dijo Segovia a NBC ya en suelo salvadoreño. El veterano de 38 años no quiere "darle la espalda" a una nación en la que ha pasado 35 años de su vida y que defendió mientras sirvió en el cuerpo de Marines entre 1999 y 2004.

Su servicio militar lo llevó a Irak, donde asegura que sufrió una lesión cerebral y otros trastornos. Mientras estaba en el ejército, Segovia solicitó la ciudadanía estadounidense pero no tuvo suerte y el proceso no acabó con éxito.

Las heridas psicológicas de la guerra en este país del sureste asiático, llevaron al exmilitar a refugiarse en el alcohol cuando volvió a Estados Unidos. Y nunca recibió tratamiento para mejorar su salud mental y reparar los traumas que le generó estar en el campo de batalla. "Estaba mal de la cabeza. Sentía que debería haber muerto en Irak. Una sensación de culpabilidad por estar donde no debía", cuenta a la citada cadena.

Segovia tuvo problemas con las drogas y la ley. Entre sus delitos hay asalto con arma mortal, posesión de narcóticos y agresión física a su cónyuge. Tras pasar años en la cárcel cumpliendo condena, un juez de inmigración ordenó su deportación.

Fue entonces cuando los abogados de Segovia buscaron el perdón del gobernador californiano Gavin Newson. Cuando todavía no había respuesta del gobierno del estado dorado, Inmigración suspendió su deportación pero lo mantuvo detenido en un centro para inmigrantes de Arizona. Su tiempo en ese lugar se prolongó solo una semana. De un día para otro y sin previo aviso, según asegura su defensa, deportaron a Segovia.

La vida del veterano, que apenas habla español, corre peligro en El Salvador. Hay quien cree que los tatuajes que lleva pueden convertirlo fácilmente en presa de los grupos pandilleros que operan en el país centroamericano.

Las autoridades, por su parte, alegan que el hombre "violó repetidamente las leyes de Estados Unidos". Pero quienes lo defienden consideran que José Segovia ya cumplió su condena en prisión.

En la conversación con NBC, el que fuera combatiente del ejército estadounidense en Estados Unidos, se mostró optimista y afirmó estar "tratando de seguir adelante". El medio dijo que la intención del hombre es "recibir terapia, obtener ayuda" y poder regresar al lugar que llama hogar.


Permitió que hombre diera alcohol y violara a su hija de 9 años. Recibió a cambio $10.5 dólares

Amplían emergencia por incendios a todo el estado de California

CEO de Amazon podría dejar de ser el hombre más rico del mundo. Perdió 7 mil millones en un día


Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines