Lo más visto

Dejó El Salvador después de un robo que lo dejó sin nada y hoy cumple su sueño en EUA con su negocio de pupusas

Hace 16 años y con $50 en el bolsillo no parecía que su éxito llegaría en Florida y con un negocio salvadoreño.

Enlace copiado
Food truck.

Food truck. "Los Cipotes" está ubicado en Kissimmee, en el centro de Florida, a pocos minutos de Disney.

Enlace copiado

El salvadoreño Enrique Abraham Henríquez nunca se imaginó que 16 años después de haber llegado a Estados Unidos sin documentos hoy estaría cumpliendo, junto a un socio, su sueño de tener su propio negocio de comida en un "food truck" y con la elaboración de pupusas como plato estelar.

Henríquez, de 34 años, se fue de El Salvador después de haber sido víctima de un robo con su familia en San Juan Opico, donde lo perdieron todo. Luego de mudarse a Santa Tecla, donde nació, decidió irse a Estados Unidos por el "clásico sueño americano". Llevaba solo $50.

Es por eso que ahora se emociona al contar que el negocio que emprendió hace cuatro años junto a Andrés García, originario de Colombia, ha prosperado tanto que han adquirido un nuevo camión de comida para llevar las pupusas por todo el estado de Florida.

El "food truck", o camión de comida, con el que empezó el negocio se llama "Los Cipotes" y está ubicado en Kissimmee, a diez minutos de los parque de Disney, exactamente en el lugar de los "World Food Trucks" sobre Irlo Bronson Memorial Hwy, Kissimmee, FL 34746.

Luego de una mala experiencia al inicio, el emprendimiento ha prosperado "bendito Dios", dice, y han adquirido un nuevo vehículo porque "la gente nos pide y ya con ese que tenemos llegamos al límite". "Hay mucha gente que viene desde Tampa", a más de una hora, "y vienen por las pupusas y se llevan hasta 40 el viernes y regresan el lunes", cuenta Henríquez.

Él es quien se encarga de elaborar las pupusas, junto a dos empleadas, y aunque al principio enfrentó burlas por hacer un trabajo "de niñas" ahora es reconocido por esto y hay personas que piden que sea él quien cocine sus pedidos.

Antes de "Los Cipotes" trabajó lavando platos, en construcción y de mesero. Con un diccionario de inglés aprendió a comunicarse con los clientes. Pero aspiraba a más y llegó a ser gerente. La cocina le encantaba, pero él quería algo que fuera "suyo" y luego de enfrentar dificultades y no tener ni "para pagar la renta" conoció a García. Se hicieron amigos y emprendieron juntos ese sueño. Su actual esposa, quien es de raíces brasileñas, también lo apoyó, relata. Henríquez tendrá su ciudadanía en unos tres años.

"Los Cipotes" también ofrece antojitos salvadoreños, platillos colombianos y brasileños. Además de la polémica "PupuBurger", creación de Henríquez que consiste en carne de hamburguesa en medio de dos pupusas de queso. "Antes no vendía ni una por el nombre, hoy vendemos como 40 al día", afirma y reconoce que ya varios salvadoreños le han reclamado por alterar así las pupusas. Pero cambian de idea al probarla.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines