Lo más visto

Demócratas aceptan segunda invitación de Trump para discutir futuro de “DACA”

Trump mostró a los periodistas las sillas vacías de Schumer y Pelosi, y volvió a insultarlo.

Enlace copiado
Foto: La Opinión/Estados Unidos

Foto: La Opinión/Estados Unidos

Enlace copiado

Al borde de un posible cierre del gobierno, los principales líderes demócratas del Congreso aceptaron este lunes una segunda invitación del presidente Donald Trump para discutir la agenda legislativa, incluyendo una ley de gastos y un voto sobre el “Dream Act” para proteger a los “Dreamers”.

Los líderes de la minoría demócrata en el Senado y la Cámara de Representantes, Charles Schumer y Nancy Pelosi, respectivamente, dijeron en un comunicado conjunto que han aceptado una segunda invitación de Trump este próximo jueves para reunirse con sus contrapartes republicanas y tratar de acercar posiciones sobre los asuntos pendientes en la agenda legislativa.

“Esperamos que el presidente llegue a esa reunión con una mente abierta, en vez de decidir de antemano que no podemos llegar a un acuerdo” sobre un plan presupuestario que evite un cierre del gobierno y atienda diversas prioridades nacionales, dijeron.

“Debemos unirnos en torno a un acuerdo bipartidista para aprobar el DREAM Act además de firmes medidas para la seguridad fronteriza. Hay una vía bipartidista en torno a todos estos asuntos”, enfatizaron en el comunicado.

El martes pasado, horas antes de una reunión con los principales líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso, Trump acusó a la oposición de ser “débil” en asuntos como el combate contra el crimen y la inmigración ilegal.

En el vaivén de ataques por Twitter, Schumer y Pelosi replicaron que boicoteaban la reunión para enviar un mensaje de “cero tolerancia” contra su abuso verbal.

Posteriormente, Trump mostró a los periodistas las sillas vacías de Schumer y Pelosi, y volvió a insultarlos, además de asegurar que si hay un cierre del gobierno, la culpa recaería sobre los demócratas.

Más adelante, desde el pleno del Senado, Schumer aconsejó que ambos partidos trabajen conjuntamente para evitar el cierre del gobierno, en vez de desperdiciar energías en la conciliación de  una reforma fiscal que requiere “reparaciones dramáticas”.

La reunión del próximo jueves en la Casa Blanca se producirá en medio de la cuenta regresiva para evitar un posible cierre parcial del gobierno, que agotará sus fondos a medianoche del viernes próximo, a menos que el Congreso los extienda.

Por lo general, el gobierno federal reserva fondos para las principales tareas de seguridad pública y nacional, pero frena las operaciones consideradas no vitales y cesa a decenas de miles de trabajadores.

Como medida de presión, los demócratas han insistido en que no apoyarán ninguna ley de gastos a menos que ésta incluya una solución permanente para los “Dreamers”, luego de que la Administración Trump iniciara en septiembre pasado la eliminación gradual del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, cuyo plazo vencerá el 5 de marzo de 2018.

Unos 750,000 “Dreamers” han estado amparados al “DACA” desde 2012, pero comenzarán a perder sus permisos legales en 2018 y quedarán expuestos a la deportación, a menos que el Congreso apruebe una solución permanente.

“Si los republicanos necesitan votos demócratas para aprobar su presupuesto republicano, entonces tienen que incluir componentes que reflejen nuestros valores y los del pueblo estadounidense, y eso incluye el Dream Act. Queremos trabajar con los republicanos pero ellos tienen que tener voluntad de trabajar con nosotros… de lo contrario, trabajan por su cuenta”, explicó a este diario el legislador demócrata por Illinois, Luis Gutiérrez.

Dos líderes republicanos, el congresista Carlos Curbelo, de Florida, y el senador Jeff Flake, de Arizona, se han sumado a las presiones de los demócratas por codificar de forma permanente las protecciones para los “Dreamers”.

Flake precisó que líderes de su bancada se comprometieron a apoyar esas protecciónes a cambio de su voto a favor de la polémica reforma fiscal aprobada el sábado pasado.

En busca de alternativas

Líderes republicanos de la Cámara de Representantes han presentado una alternativa para financiar las operaciones del gobierno hasta el próximo 22 de diciembre, para ganar tiempo en las agrias negociaciones.

Ese plan además autoriza fondos para que los gobiernos estatales continúen financiando el “Programa de Seguro de Salud para Niños” (CHIP, por su sigla en  inglés), que agotó sus fondos el pasado 1 de octubre.

El futuro de los “Dreamers”, sin embargo, es uno de los principales puntos de contención entre ambos partidos.

El líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, predijo hoy que el Senado aprobara el plan de fondos de la Cámara Baja porque no contiene medidas “controvertidas”.

McConnell se hizo eco ayer de las recientes declaraciones del presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, de que no habrá un cierre del gobierno por culpa de las disputas en torno a “DACA”.

“No habrá un cierre del gobierno. Simplemente no va a ocurrir”, vaticinó McConnell durante un programa dominical de la cadena televisiva ABC, haciéndose eco de Ryan de que no hay ninguna prisa en torno al futuro de “DACA”.

“No pienso que sería algo inteligente de los demócratas decir que quieren cerrar el gobierno por algo que no es una emergencia y que podemos atender entre ahora y marzo. No hay crisis”, aseguró McConnell.

Grupos defensores de la comunidad inmigrante, sin embargo, advierten de que para marzo próximo, alrededor de 22,000 “Dreamers” habrán perdido su protección bajo el “DACA” y, sin una corrección del Congreso, todos  los amparados al programa afrontarán una crisis en su vida diaria.

Tags:

Lee también

Comentarios