Lo más visto

Más de Departamento 15

Deportan a expandillero que ayudó a la policía de EUA

Su caso de asilo fue rechazado, aunque el juez reconoció que las autoridades le hicieron creer que si cooperaba recibiría ayuda. 

Enlace copiado
Deportan a expandillero que ayudó a la policía de EUA

Deportan a expandillero que ayudó a la policía de EUA

Enlace copiado

Un adolescente salvadoreño contó a las autoridades de Estados Unidos todo lo que sabía de la pandilla MS-13, a la que había tenido que unirse a muy corta edad. Pero, como "pago" por su cooperación, sus datos fueron entregados a Migración. El muchacho ya fue deportado.

ProPublica relata que el joven fue reclutado por la pandilla en El Salvador en contra de su voluntad. Fue testigo de atroces asesinatos, y como un requisito de la MS-13 para unírseles, él también mató.

Para huir de esa realidad partió hacia Estados Unidos, a Long Island, donde estaba parte de su familia, cuenta ProPublica. Pero la MS-13 también tiene afiliados en la isla. Estos lo reconocieron y le recordaron que la pandilla es "de por vida".

Desesperado, volvió a la red criminal. Pero le contó todo a un profesor. La policía local lo llevó hasta el FBI, a quienes el joven confió todo lo que sabía de la MS a cambio, según lo que le hicieron creer, de "comenzar una nueva vida". 

El juez del caso dijo que sentía pena por el salvadoreño, pero decidió que lo deportaría porque su vida no se veía amenazada al regresar a El Salvador en más de un "50 por ciento", dijo ProPublica. 

Antes de deportarlo fue encarcelado junto a otros pandilleros en Estados Unidos. Tenía tanto temor que trabajaba de noche en la cocina de la cárcel para no quedarse dormido. ProPublica señaló que su salud se deterioró. 

El connacional tuvo la oportunidad de apelar la orden de deportación, pero no lo hizo porque eso significaba más tiempo en prisión al lado de pandilleros que se darían cuenta de que fue un "informante". Su familia en El Salvador recibió amenazas, aseguró ProPublica. 

En enero el joven aceptó su deportación. Pero su abogado consiguió que un equipo lo recibiera en El Salvador para trasladarlo a Europa. ProPublica no sacó a la luz la historia hasta que el salvadoreño estuvo en el otro continente. 

Lee también

Comentarios